Sri Lanka confirma la muerte de tres terroristas

REUTERS/EP
-
Sri Lanka confirma la muerte de tres terroristas - Foto: DINUKA LIYANAWATTE

El padre y dos hermanos del 'cerebro' de los atentados del Domingo de Pascua fallecieron en el tiroteo librado durante la operación policial del viernes contra los yihadistas

Los tres sospechosos fallecidos en el tiroteo registrado el viernes en el este de Sri Lanka han sido identificados como el padre y dos hermanos de Mohamed Zahran Hashim, el 'cerebro' de los atentados del pasado Domingo de Pascua en el país, según han confirmado fuentes familiares y policiales.

Las muertes de los hermanos Zainee y Rilwan Hashim y su padre, Mohamed Hashim, aparecidos en un vídeo en el que llamaban a la "guerra total" contra "los infieles", han sido registradas por cuatro fuentes policiales distintas y el cuñado de Zahran, Niyaz Sharif. 
En el vídeo mencionado, Rilwan llama a la guerra santa mientras varios niños gritan de fondo. "Vamos a destruir a todos esos infieles para proteger esta tierra y por ello tenemos que librar la yihad", declaró. "Vamos a enseñar a esa gente una lección como está mandado", añadió. 
Las autoridades sospechan que todavía pueden quedar más terroristas a la fuga, a pesar del centenar de detenciones efectuadas por el momento en respuesta a los peores ataques de la historia reciente del país, que dejaron al menos 250 muertos. 
Mientras, el Ministerio de Defensa está examinando los posibles vínculos internacionales de los atentados, sobre todo desde que Estado Islámico se atribuyera la responsabilidad. 
Zahran Hashim -que es el hombre que aparece a cara descubierta y armado junto a siete encapuchados en el vídeo de reivindicación de los atentados publicado por el grupo terrorista- murió tras detonar la carga explosiva que llevaba adosada durante el ataque contra el Hotel Shangri La en Colombo.

El tiroteo, ocurrido concretamente en la localidad de Sainthamarudu, dejó un total de 15 muertos contando civiles, entre ellos niños. El incidente fue producto de una operación policial en un local de la ciudad, donde se cree que se habrían fabricado los chalecos explosivos utilizados en los atentados. Durante el registro, realizado por la Policía junto al Ejército, las personas que se encontraban dentro de la instalación comenzaron a abrir fuego y también se registraron inmolaciones. 

 

Registro a la sede de un grupo islamista implicado

Efectivos armados de la Policía de Sri Lanka han registrado este domingo la sede de la Organización para el Monoteísmo Nacional (OMN), uno de los grupos islamistas al que las autoridades atribuyen la autoría de la cadena de atentados. 
Un testigo presencial citado por la agencia de noticias Reuters ha explicado que los agentes han irrumpido en la sede del NTJ en la localidad de Kattankudy, en el este de Sri Lanka. 
El sábado las autoridades decretaron la ilegalización de OMN, del que era líder Zahran, y de Jamathei Millathu Ibraheem (JMI).
También este domingo ha sido detenido un individuo con cinco pasaportes en Madampe, otra persona ha sido arrestada en posesión de seis granadas caseras en Kandy y también se ha arrestado a otro sospechoso en Matale acusado de falsificar documentación. El sospechoso estaba en posesión de varios pasaportes falsos, sellos, espadas y munición, informa el portal ceilandés NewsFirst.

 

El rostro descubierto

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, ha rpohibido hoy el uso de cualquier tipo de prenda que cubra el rostro, después de la serie de atentados cometidos hace una semana y de los que se acusan a organizaciones islamistas locales.
"El presidente ha prohibido todo tipo de coberturas faciales que dificultan la identificación, lo que representa una amenaza nacional y pública", informó la Oficina del mandatario en una notificación "urgente" que entra en vigencia a partir de mañana.
A partir de entonces, el rostro "deberá exponerse claramente", añade el comunicado que precisa que la norma se ha implementado en el marco del estado de emergencia que rige en el país desde los ataques del pasado domingo cometidos por al menos nueve suicidas.