scorecardresearch

El Pucela busca la quinta victoria consecutiva

M.B
-

El Real Valladolid visita este sábado (16.00 horas) a un convulso Real Zaragoza. Pacheta y los suyos quieren meter presión a Almería y Eibar, que juegan el lunes

Gonzalo Plata, en el partido ante el Burgos. - Foto: Alberto Rodrigo

El Real Valladolid regresa a la competición tras el parón de la semana pasada. Lo hace este sábado (16.00 horas) en La Romareda y ante el Real Zaragoza, un campo y un rival que no se le ha dado bien en Segunda, donde solo ha ganado en dos ocasiones en la categoría de plata.

Los blanquivioleta, ya sin Alcaraz (cedido al Cádiz), tratarán de alargar la racha que habían enganchado antes del parón, que iba por cuatro triunfos seguidos. Además, quieren meter presión a Almería y Eibar, que se enfrentarán el lunes en tierras andaluzas.

Con todo, la tarea no será sencilla. Ni por su racha, ni porque el rival vive convulso, por la convocatoria, por parte de la Federación de Peñas del Real Zaragoza, de una concentración antes del partido para protestar contra el consejo de administración del club y de una pitada en el minuto 32 del mismo; y por el anuncio de este viernes de que podría materializarse "en los próximos días" la entrada de un nuevo propietario.

Nada de eso importará cuando el balón ruede a partir de las cuatro de la tarde. Por eso, Pacheta señalaba el jueves que el cuadro maño tiene "buen equipo, que tiene un control pase fantástico, posesión, y va a hacernos correr por lo que, si no se les ajusta bien, jugadores como Fran Gámez, Francho, Petrovic, Narváez o Iván Azón pueden hacer daño".

A expensas de noticias de última hora, el técnico podrá contar con casi todos sus efectivos, incluido El Yamiq, ya recuperado. No estarán los lesionados Hugo Vallejo y El Hacen, además de Víctor Narro, que el viernes estaba aún con coronavirus; ni Janko, con la selección de Gambia, y por supuesto Rubén Alcaraz, ya en Cádiz. Hervías y Queiros tampoco entraron en la citación.