La UE rebaja al 2,1% la previsión de crecimiento de España

SPC
-
La UE rebaja al 2,1% la previsión de crecimiento de España - Foto: STEPHANIE LECOCQ

Bruselas recorta una décima sus cálculos de desarrollo del PIB nacional para este año, a pesar de liderar la expansión económica del bloque, debido a un enfriamiento del consumo privado

La Comisión Europea (CE) rebajó ayer una décima su previsión de crecimiento para España tanto en 2019 como en 2020, hasta el 2,1% y 1,9%, respectivamente, confirmando así una desaceleración que atribuyó al descenso del consumo privado y que, según indicó, será menos aguda que en el conjunto de la UE.
En sus cálculos macroeconómicos de invierno, el Ejecutivo comunitario señaló, además, que el aumento del salario mínimo suavizará la creación de empleo y advirtió de riesgos ligados a la incertidumbre interna y externa.
Los estudios de Bruselas son ligeramente más pesimistas que los del Gobierno español, que proyecta un avance del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,2% este año, pero sitúan al país por encima de la media del área del euro y del conjunto de los Veintiocho, dónde la desaceleración se ha revelado más importante de lo esperado.
En este contexto de enfriamiento económico, el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, revisó seis décimas a la baja la previsión de expansión para la eurozona, al 1,3%, y cuatro décimas la de la Unión Europea (UE), al 1,5% en 2019, cotas que esperan repunten ligeramente en 2020, hasta el 1,6% y 1,7%, respectivamente.
En este contexto, Moscovici quitó hierro a la revisión «extremadamente débil» de la perspectiva española y subrayó que es menor que la aplicada a la eurozona y los Veintiocho, así como que España crecerá «muy por encima de la media».
La rebaja con respecto a la estimación previa «se debe esencialmente a una contribución un poco menor de las exportaciones de lo que se esperaba en otoño», un factor general en la UE, recordó.
El economista consideró que la «moderada desaceleración» de la economía española se materializó ya en 2018, cuando el avance del PIB fue del 2,5%.
El Ejecutivo comunitario destacó que espera que esta desaceleración continúe este año y el próximo, debido sobre todo al descenso del consumo privado que coincidirá con un repunte en el ahorro de los hogares tras los mínimos registrados el año pasado.
El sector exterior seguirá pesando de forma negativa sobre el crecimiento en 2019 y tendrá un efecto neutro en 2020, según la Comisión, que prevé que las exportaciones españolas «mejoren gradualmente» tras el deterioro en 2018 y pese a la debilidad del comercio mundial.

Mientras, la CE avanzó que espera que el paro siga reduciéndose este año y el próximo, pero advirtió que en otoño la creación de empleo se moderará debido también al «impacto amortiguador del aumento del salario mínimo».
En cuanto a la inflación, Moscovici declaró que se reducirá al 1,2% en 2019 debido al efecto de los precios del combustible y repuntará al 1,5% en 2020, tras haber cerrado el pasado año en el 1,7%.