Grecia endurecerá las normas de asilo

Europa Press
-

El primer ministro griego quiere acelerar el procedimiento de aprobación para permanecer en el país o para proceder a la expulsión, ya que cuentan con decenas de miles de migrantes en centros de acogida

Grecia endurecerá las normas de asilo - Foto: GREEK PM'S PRESS OFFICE / HANDOU

Kyriakos Mitsotakis ha anunciado que prevé reformar las normas de asilo del país, que cuenta con decenas de miles de migrantes en centros de acogida, con el fin de acelerar el procedimiento de aprobación y con ello, el de expulsión de los inmigrantes económicos. 
"Negarse a cooperar acarreará consecuencias en el futuro", ha asegurado Mitsotakis en el Parlamento. "Eso incluirá a los migrantes que se nieguen a ser reubicados a un campo diferente o aquellos que no acudan a las entrevistas relacionadas con el caso", ha explicado. 
Las consecuencias incluirán el traslado a campos cerrados que su Gobierno prevé para aquellos cuyas solicitudes de asilo sean rechazadas y que serán expulsados. El texto para enmendar la ley de asilo aún no ha sido presentado en el Parlamento. 
El Gobierno del conservador Mitsotakis, que llegó al poder en julio tras la celebración de elecciones anticipadas, también prevé mejorar la coordinación entre las agencis gubernamentales y entre las autoridades y las ONG, así como impulsar las patrullas en el Egeo y terrestres. 
Grecia se convirtió en 2015 en la principal puerta de entrada de refugiados y migrantes, muchos de ellos procedentes de Siria. En marzo de 2016, después de que se hubiera producido la llegada de más de un millón de ellos, la UE y Turquía firmaron un acuerdo para reducir el flujo con un mecanismo que contempla la repatriación de los inmigrantes económicos. 
Pero el proceso ha sido lento desde el principio, lo que ha llevado a que los centros de acogida en las islas del Egeo estén saturados. El reciente aumento en las llegadas ha agravado el problema y actualmente hay unas 30.000 personas en los centros, en comparación con las 14.000 de abril, muy por encima de los 7.000 de capacidad prevista. 
"Los refugiados son una cosa, los inmigrantes económicos son algo muy distinto", ha destacado Mitsotakis, en respuesta a una pregunta del exministro Yanis Varoufakis, que pedía el cierre del centro de Moria. "En base a los datos, el problema al que nos estamos enfrentando ahora es migratorio y no tanto de refugiados", ha defendido, según el diario Kathimerini .
Según el primer ministro, en 2015 el 75 por ciento de quienes llegaban eran sirios pero ahora solo suponen el 20 por ciento. En la actualidad, ha añadido, casi la mitad de quienes llegan proceden de Afganistán y Pakistán.