Tres victorias, al menos, para salvarse

D.V.
-

Sergio González cree que, aunque su reto es ganar todos los partidos, se necesitarán un mínimo de tres triunfos para la permanencia. Además, ha confesado que siempre se "miran de reojo" otros resultados aunque prefiere depender de sí mismos

Tres victorias, al menos, para salvarse

El entrenador del Real Valladolid, Sergio González, ha hecho cálculos de cara a conseguir el objetivo de la permanencia y ha opinado que su equipo necesitará "un mínimo de tres victorias" para poder asegurar esa salvación, por lo que el reto es "ir a ganar todos los partidos".
Y esta semana tienen la posibilidad de sumar seis puntos, ante el Leganés y Sevilla y, por tanto, se ha trabajado con intensidad, tras el empate cosechado este domingo ante la Real Sociedad, y superada la nueva polémica con el VAR, que volvió a anular un gol al Real Valladolid, que hubiera supuesto su victoria. Precisamente, respecto a las críticas que recibe la plantilla blanquivioleta por sus resultados en casa, González ha indicado en rueda de prensa, recogida por Efe, que es importante que todos remen en la "misma dirección" y que sean "más optimistas y objetivos" para "poder disfrutar del camino y no ir siempre con la guadaña en la mano".
González es consciente de que los medios y el público "son exigentes" con el equipo y que en casa, hay "más presión" por tener el balón, por ser protagonista y conseguir la victoria, pero poco a poco se va gestionando mejor esta situación y se van "acercando" a ese ansiado triunfo en el José Zorrilla.
"Es imposible estar 40 minutos atacando al rival y, en el caso de la Real Sociedad, aunque es cierto que el equipo perdió poder ofensivo tras anotar el gol, el conjunto donostiarra solo fue capaz de rematar una vez a puerta siendo nosotros una plantilla supuestamente frágil en defensa", ha comentado el técnico catalán.
Pero antes de afrontar un nuevo partido en su feudo, el Real Valladolid viaja a tierras madrileñas para enfrentarse al Leganés, ante el que existe "ánimo de revancha", tal y como ha reconocido González, puesto que en el partido de ida cometieron muchos errores ante un rival que no tuvo que hacer demasiado para llevarse los tres puntos. Sabe que será, como todos, un partido complicado, que podría hacerle variar el esquema, aunque lo que seguro que cambiará serán los nombres, puesto que el equipo cuenta con numerosas bajas y, por este motivo, han subido a la convocatoria los jugadores del filial Salisú y Miguel, para completar la lista.
Eso refuerza lo que siempre dice respecto a que "la fuerza del Real Valladolid está en el grupo" ya que todos los jugadores están preparados para salir y, por tanto, "hay buenas alternativas" para hacer frente a dos partidos en cuatro días.
Por último, ha reconocido que es importante que el equipo siga dependiendo de él mismo para lograr la permanencia, pero ha confesado que siempre se "miran de reojo" otros resultados y, en este sentido, ha aclarado que "es bueno que se metan más equipos en la lucha por la salvación" porque eso también da "más moral"