La selección masculina aguanta el acoso de Inglaterra

Agencias
-

España accede a las semifinales del Campeonato de Europa de hockey que se disputa en Amberes (Bélgica), al empatar (2-2) en el cierre de la fase de grupos ante el combinado de Gran Bretaña

La selección masculina aguanta el acoso de Inglaterra - Foto:

La selección española masculina de hockey sobre hierba volvió 10 años después a unas semifinales del Campeonato de Europa después de empatar hoy a dos goles ante Inglaterra en su último partido de la fase de grupos de la cita que está acogiendo la localidad belga de Amberes. 
 A España le valía el empate para volver a estar en la lucha por las medallas continentales, algo que no sucedía desde la edición de 2009 cuando concluyó cuarta, y tuvo que sudar su pase ante el acoso, sobre todo en el último periodo, de su rival. 
El equipo de Fred Soyez afrontaba con optimismo este duelo, después de haberse impuesto hace unas semanas en un amistoso al combinado británico por 2-4. El inicio de partido no fue sencillo, con Inglaterra intentando dominar y con Quico Cortés mostrándose rápido para abortar un lanzamiento cercano. 
Poco a poco, España, con paciencia en la construcción del juego, fue haciéndose con el control, pero le faltó generar buenas ocasiones y las primeras no llegaron hasta iniciado ya el segundo periodo cuando Quique González Castejón no pudo aprovechar una pérdida rival en su propio área y, posteriormente, por medio de Diego Arana, que no acertó a controlar bien en una gran posición. Sam Ward, en cambio, no desaprovechó un despeje y adelantó a los suyos. 
El combinado español quedó algo 'tocado' y los ingleses se mostraron amenazantes antes de un descanso que cambió la cara de los de Fred Soyez, que firmaron un gran tercer periodo para remontar el marcador y acercarse a las semifinales. 
Una gran jugada permitió empatar a Pau Quemada para calmar los ánimos y en el tramo final llegó el segundo, justo tras una inferioridad de su rival y después de una gran jugada colectiva y plena de calidad entre Xavi Lleonart, Joan Tarrés y Arana, encargado de culminarla en el segundo palo. El premio pudo ser aún mayor, pero Lleonart estrelló en el larguero un 'penalti-stroke' que podría haber sido la sentencia y evitar algo los últimos sufridos 15 minutos. 
Inglaterra se lanzó a por todas, retirando incluso a su portero y gozó de los dos únicos 'penalti-corner' del partido. El primero lo sacó Miqui Delàs bajo palos, pero Ashley Jackson no perdonó en el siguiente para dar emoción a falta de más de ocho minutos a un encuentro que terminó con los de Fred Soyez defendiendo con uñas y dientes su preciado billete a las semifinales de este jueves.