Puigdemont dijo que habría DUI si ocurrían incidentes el 1-0

Efe
-
Puigdemont dijo que habría DUI si ocurrían incidentes el 1-0

Un alto mando de los Mossos declara que el expresident hizo caso omiso a las advertencias de seguridad y no desconvocó el referéndum a pesar del previsible escenario de violencia que le 'dibujó' la policía autonómica

El que fuese número dos del mayor Trapero, Ferrán López, ha revelado que el expresident Carles Puigdemont advirtió a la cúpula de la policía autonómica de que si el 1-O se producían incidentes violentos entre los votantes y las fuerzas policiales, "él en ese mismo momento, declaraba la independencia"
López, jefe de los Mossos tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, ha comparecido en el juicio del procés, donde ha seguido punto por punto la versión de su predecesor en el cargo en relación a las reuniones que el cuerpo que dirigía mantuvo con el Govern de Carles Puigdemont el 26 y 28 de septiembre de 2017.
"Puigdemont dijo que si se producía ese escenario que nosotros preveíamos, él en este mismo momento declaraba la independencia, es una frase que recordamos todos perfectamente porque es difícil de olvidar", ha dicho el comisario.
Esta reacción, ha continuado, afectó relativamente poco a la cúpula de los Mossos y solamente reafirmaba que el 1-O se encaminaban a un escenario dibujado y que a pesar de esto se quiso transitar, porque "más allá del peso de la frase, no modificaba el auto de la magistrada y no modificaba la actuación de Mossos".
López ha relatado, también, que Puigdemont les dejó claro "un mandato" y que seguirían adelante con el referéndum, desoyendo las recomendaciones de los Mossos para desconvocar el 1-O ya que "era evidente que de una forma u otra iba a haber incidentes".
Todo ello sucedió en el segundo encuentro de los Mossos con el Govern y al que, además de Puigdemont, también asistieron el exvicepresidente Oriol Junqueras y el exconseller Joaquim Forn.
López ha dicho no recordar lo que dijeron Junqueras y Forn pero sí que "la postura de los tres era homogénea y monolítica" y que "no había divergencias" ya que el 1-O "era un compromiso que tenían".
Tanto el 26 como el 28, la cúpula de la policía autonómica pidió al Govern "que se diese cumplimiento a las instrucciones de no montar el referéndum" y trasladaron su "preocupación" por lo que podría acarrear la celebración del 1-O a la vista del "clima de tensión" creciente y de las instrucciones judiciales de impedirlo.
Los Mossos, ha continuado, les advirtieron de "un conflicto seguro" ante la existencia de "elementos inestables" que podían producir "efectos contraproducentes" que desembocaran, metafóricamente ha dicho, en un "incendio" el 1 de octubre.
"Era evidente que el clima de tensión y polarización de ambos bandos llevaba a una situación crítica el 1-O", ha apuntado López ya que había "muchísima gente con esperanzas de poder votar" y, por el contrario, "órdenes contundentes y claras de impedir el referéndum".
Sin precisar si advirtieron de incidentes graves o violentos, López ha querido dejar claro que está "totalmente convencido de que el mensaje llegó de manera clara y nítida de que si seguían adelante con promover la votación habría problemas".
Y si algo ha querido dejar claro López, investigado en un juzgado de Cornellá (Barcelona) por presunta pasividad el 1-O, es que "los Mossos nunca colaboraron ni organizaron ningún acto previo al referéndum" y que el objetivo de las reuniones no era comunicar que ellos cumplirían el mandato judicial, ya que eso "se daba por descontado" y los responsables del Govern lo tenían "más que claro".
López ha dicho que la segunda reunión del día 28 se produjo una vez que los Mossos no recibieron "respuesta formal" en el encuentro del día 26 con Puigdemont y Forn y del que salieron con un sentimiento "pesimista" que luego fue ratificado.
Por ello, Trapero pidió un segundo encuentro, esta vez también con Junqueras y con la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, quien no acudió pese a la importancia de su asistencia, no tanto en relación al impedimento del referéndum sino "en general con el cumplimiento de la legalidad".
El contenido de sendas reuniones se lo transmitió al coordinador Diego Pérez de los Cobos la noche del 28 ya "que era importante hacer llegar exactamente las coordenadas precisas de donde estaban los mossos".