Las rupturas matrimoniales suben un 1,4% entre abril y junio

SPC
-

Castilla y León registra el número de demandas de disoluciones matrimoniales más bajo del país, con 4,9 por cada 10.000 habitantes

Las rupturas matrimoniales suben un 1,4% entre abril y junio. - Foto: Solete Casado

El número de rupturas matrimoniales en el segundo trimestre del año subió en Castilla y León un 1,4 por ciento respecto al mismo periodo de 2018, al pasar de las 1.158 de doce meses atrás a las 1.174 registradas al término del segundo trimestre, según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) recogidos por Ical. Esta caída contrasta con el aumento del 6,7 por ciento registrada en el conjunto de España.

Con estas cifras, Castilla y León registra la tasa de rupturas más baja de todo el país con 4,9 demandas de disolución matrimonial por cada diez mil habitantes. En el extremo opuesto aparecen Baleares (7,4), Valencia (7), Canarias (6,7), La Rioja (6,6) y Andalucía y Cataluña (6,3 en cada caso).

En la Comunidad, se registraron entre abril y junio de este año, según la información recabada por la Agencia Ical, 1.125 divorcios, de los cuales 665 fueron consensuados y 460 no consensuados. Además se contabilizaron 47 separaciones, de las cuales 33 fueron por mutuo acuerdo y 14 no consensuadas. Además, se contabilizaron dos nulidades.

A nivel nacional, en el segundo trimestre mostraron descensos interanuales todas las formas de disolución. Así, las demandas de divorcio consensuado descendieron un 3,9 por ciento hasta las 16.409; las demandas de divorcio no consensuado cayeron hasta las 10.869, un 9,3 por ciento menos que el año anterior; las 832 separaciones consensuadas suponen un 15,4 por ciento menos, y las 367 separaciones no consensuadas un 21,2 por ciento menos que las presentadas en el segundo trimestre de 2018.