88.000 consultas telefónicas sobre reproducción asistida

D.V.
-
Hospital Clínico Universitario de Valladolid. - Foto: Jonathan Tajes

El Hospital Clínico implantó este modelo, de manera pionera, hace ya 17 años. Las motivos más habituales de llamadas se centran en la programación del tratamiento, la comunicación de los resultados, dudas sobre medicación y el apoyo emocional

La consulta telefónica de enfermería en reproducción asistida del Hospital Clínico Universitario de Valladolid ha superado las 88.000 llamadas tras su implantación de forma pionera hace 17 años para ayudar a las pacientes en el complejo proceso de lograr un embarazo.

Un equipo formado por tres enfermeras expertas se encarga de transmitir, de lunes a viernes, la información necesaria para solventar las dudas que surjan.

El objetivo de esta consulta telefónica es el cuidado integral de las personas que acuden a la Unidad de Reproducción tratando de evitar desplazamientos, puesto que es uno de los centros de referencia de la Comunidad de Castilla y León.

Desde el teléfono se programan los nuevos ciclos de tratamiento protocolizados previamente, explicando los procedimientos para disminuir los errores y mejorar los resultados, proporcionando además apoyo emocional.

Además, esta consulta sirve para comunicar a la Unidad si los tratamientos de inseminación artificial, fecundación in vitro o criotransferencias de embriones no han tenido éxito, un momento difícil para los usuarios ante el que estas profesionales transmiten empatía y sensibilidad, disminuyendo la ansiedad y creando una relación de confianza.

Cuando se consigue la gestación, este mismo equipo atiende personalmente la primera consulta, han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

El protocolo de esta consulta telefónica tiene en cuenta posibles barreras culturales o socioeconómicas para determinar la capacidad de las personas de comprender las instrucciones, tratar de identificar las inquietudes de cada usuario y procurar dar toda la información posible sobre terapias o medicamentos prescritos.

Además, tiene una parte de prevención secundaria, ya que en caso de que la mujer refiera síntomas de hiperestimulación ovárica o cualquier otra complicación del tratamiento, a través de la consulta telefónica es derivada rápidamente al servicio de urgencias de su centro de referencia.

Este equipo de enfermería realizó en 2016 un estudio sobre las causas más frecuentes de consulta con el fin de mejorar su atención y la satisfacción de los usuarios.

Los resultados señalan que las consultas más habituales se centran en la programación del tratamiento, la comunicación de los resultados, dudas sobre medicación y el apoyo emocional.