Archivan la muerte de la vallisoletana en Las Catedrales

D.V.
-

El Juzgado de Primera Instancia 1 de Mondoñedo sobresee por segunda vez el caso de Irene Baladrón, que murió al caerle una piedra en la playa lucense en marzo de 2018

Archivan la muerte de la vallisoletana en la playa de Las Catedrales. - Foto: Efe

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Mondoñedo ha decretado por segunda vez el sobreseimiento provisional y archivo de la causa relativa al fallecimiento de la vallisoletana Irene Baladrón, de 24 años, en marzo de 2018 en la playa de Las Catedrales, en Ribadeo (Lugo), tras caerle una piedra en la cabeza.

Las diligencias practicadas a petición de la Audiencia Provincial de Lugo muestran que "no resulta debidamente justificada la perpetración del delito", según una información publicada por el El Progreso recogida por Europa Press.

En septiembre de 2018 la Audiencia revocó parcialmente el auto de junio de 2018 emitido por el Juzgado de Mondoñedo que desestimaba el recurso de reforma interpuesto por la familia de la víctima contra el sobreseimiento de las actuaciones decretado por el juzgado en mayo de ese año.

Sin embargo, las diligencias practicadas por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Mondoñedo determinan que "aun cuando pudiera considerarse que concurriera algún tipo de responsabilidad por culpa, la misma no sería susceptible de ser enjuiciada en el ámbito penal".

Un informe de la Xunta indica que había carteles advirtiendo de los riesgos existentes en el lugar del accidente y que aludían expresamente al "peligro de desprendimiento de rocas", según el Juzgado.

Además, apunta que en el proceso de solicitud de reserva de plaza para visitar la playa, el solicitante debe aceptar "que conoce los riesgos, entre los que se hace constar que se han de extremar las precauciones en las proximidades de los cantiles".

La joven Irene Baladrón, residente en Laguna de Duero y a punto de graduarse en Derecho en la Universidad de Valladolid, se encontraba de visita en Ribadeo el día 31 de marzo de 2018 en compañía de su novio cuando el deprendimiento de unas piedras en la playa de Las Catedrales la alcanzó mortalmente.