Mayo se convierte en subdirectora del Itacyl entre críticas

S. Gonzalez
-

La oposición acusa a Ciudadanos de utilizar los «chiringuitos» para colocar a dedo a sus dirigentes, mientras la formación naranja niega haber intervenido

Mayo se convierte en subdirectora del Itacyl entre críticas - Foto: miriam chacon

El nombramiento de Soraya Mayo, exdiputada de Ciudadanos, como subdirectora de Investigación y Tecnología del Instituto Agrario de Castilla y León (Itacyl) ha levantado una oleada de críticas entre los partidos de la oposición e incluso en algunas organizaciones profesionales agrarias. PSOE y Podemos acusaron a Ciudadanos de utilizar los «chiringuitos que querían cerrar» como una agencia de colocación para sus dirigentes que se quedaron sin cargo tras las últimas elecciones generales, mientras que el consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, salió en defenda de la vallisoletana y aseguró que está «avalada» por sus 16 años al frente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en la Comunidad.
La incorporación de la dirigente naranja al Itacyl causó sorpresa e indignación entre las fuerzas políticas de la oposición parlamentaria, a pesar de que el consejero insistiera en que la «relación directa» de la nueva subdirectora con organizaciones, entidades y asociaciones públicas y privadas suponen un «gran aval para el Itacyl y para el futuro de la investigación agraria en la Comunidad».
Estas declaraciones no convencieron al secretario autonómico del PSOE y portavoz en las Cortes, Luis Tudanca, quien aseguró que «ésta es la regeneración y el cambio del PP y de Cs en Castilla y León» mientras sostenía que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y el vicepresidente, Francisco Igea, «no tienen vergüenza, ni remedio».
Tudanca añadió «no tener esperanza ni fe en su conversión», pues recordó que Cs se presentó a las elecciones prometiendo un cambio basado en la regeneración y la eliminación de todos los chiringuitos y la administración paralela, pero «ahora utilizan esos chiringuitos para colocar a sus dirigentes». Precisamente, afirmó que el Itacyl ha sido «uno de los mayores focos de corrupción en los últimos años».
También el líder autonómico de Podemos, Pablo Fernández, criticó con dureza el nombramiento y ahondó en los mismos argumentos. «Es escandaloso, Ciudadanos se mostró en contra de los chiringuitos, como el Itacyl» y ahora «coloca a dedo» a dirigentes que se quedaron sin cargo tras las últimas elecciones generales, valoró.
«Ciudadanos hizo bandera de la regeneración de la supresión de la administración B y de los puestos de libre designación, pero se ha convertido en una agencia de colocación», censuró Fernández.
Las críticas saltaron de las fuerzas políticas a las organizaciones agrarias y Asaja denunció los «tejemanejes» de Cs que «politizan» la estructura administrativa del Itacyl, según informa Ical. Asimismo, lamentó que Cs haya visto ahora en el Itacyl «el lugar idóneo para colocar a los suyos metiendo poco ruido» cuando hace apenas unos meses promovió una auditoría sobre su viabilidad. 
Cs se desmarca

Tras ser la diana de todas las críticas, Ciudadanos tuvo que salir al paso y negó haber mediado o intervenido en la incorporación de Soraya Mayo al Itacyl. La formación liberal aseguró que se trata de un nombramiento realizado por el consejero Jesús Julio Carnero, y que es éste quien debe de dar las explicaciones oportunas, afirmó el secretario de Acción Institucional de Cs, David Castaño.
Asimismo, la formación naranja certifica que avanza en su compromiso de racionalizar la llamada ‘administración paralela’, organismos de financiación pública sujetos al derecho privado. En este sentido, recuerda la puesta en marcha de la Comisión Paritaria para la Racionalización de los Entes Públicos de la Comunidad, fruto del acuerdo de gobierno suscrito entre Cs y el PP, concretamente en su punto tercero, y que tiene como objetivo determinar la extinción o la transformación de 16 entidades.
La tarea de Mayo será de la de «implementar distintas actuaciones» sobre la red de centros y unidades tecnológicas, lo que conlleva la relación con más de 250 socios entidades del sector empresarial, asociaciones públicas y privadas, universidades, empresas agroalimentarias y empresas tecnológicas.