Moda, salud y restauración se citan en la Feria del Stock

D.V.
-

Medio centenar de establecimientos de cinco municipios participarán en la feria, que incluye sorteos y actividades infantiles

La Feria de Valladolid acogerá la Feria del Stock.

La Feria de Valladolid se convertirá durante el primer fin de semana de marzo, los días 2 y 3, en un pequeño centro comercial que reunirá moda, complementos, calzado, decoración, salud, belleza, moda infantil, textil, hogar, recambios para el automóvil, juguetes, artículos de viaje, deporte, ocio y hasta restauración en la XV edición de la Feria del Stock, donde se darán cita 51 comercios --uno más que el año anterior-- de la capital y otros cuatro municipios de la provincia.

Entre las novedades que se incorporan destacan los sorteos de cinco cheques regalo para los visitantes por un valor global de 400 euros para gastar en los comercios que se adhieran, 13 hasta el momento, una forma de fomentar que tras la feria, los clientes visiten las tiendas, como ha destacado el director de la Feria, Alberto Alonso, durante la presentación del evento.

Organizada por la Asociación Vallisoletana de Comercio (Avadeco) y la Federación de Comercio y Servicios de Valladolid (Fecosva), el Ayuntamiento de la capital, la Cámara de Comercio y Servicios y la Feria de Valladolid, cuenta con el apoyo de la Diputación Provincial.

Moda, salud y restauración se citan en la Feria del Stock
Moda, salud y restauración se citan en la Feria del Stock - Foto:

A los nombres de comercios habituales se suman en esta ocasión firmas como Solera, Mar de Escocia, Kilarny, Jaime Valentín, Teovel, Chias-Divina Providencia, Modas Alpi, Sanitas (que realizará ofertas especiales de sus servicios durante ese fin de semana) o Domino's Pizzas, que pondrá el toque gastronómico junto con establecimientos de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería que llevarán sus tapas hasta la Feria.

Además de los 43 comercios procedentes de la capital, participan en esta cita por la que el pasado año pasaron alrededor de 26.000 personas, tres establecimientos de Medina del Campo, dos de Tordesillas, dos de Íscar y uno de Arroyo de la Encomienda.

MÁS ESPACIO

Aunque el número de expositores se mantiene estable, sólo uno más, los módulos que ocuparán pasan de 70 a 78, con lo que tendrán "más espacio" para presentar su oferta, como han coincidido los presidentes de Avadeco y Fecosva, Alejandro García Pellitero y Jesús Herrera. La Feria del Stock tendrá un horario de apertura ininterrumpido de 11.00 a 21.00 horas con un precio "simbólico" de entrada de un euro para controlar la afluencia, si bien los menores de doce años entran gratis y además se han repartido más de 15.000 invitaciones, como ha reconocido Alberto Alonso.

Entre las actividades que se mantienen respecto a ediciones anteriores figura la zona de animación infantil, a la que se incorporan opciones para todos los públicos como juegos de habilidad, globoflexia, animación musical o maquillajes de carnaval. La ludoteca será gratuita durante dos horas para niños de hasta cinco años, con animación y globoflexia de 12.00 a 14.00 horas y maquillaje de carnaval gratuito de 12.00 a 13.00 y de 18.00 a 19.00 horas.

En declaraciones recogidas por Europa Press, Alonso ha destacado la "oferta global" y el "amplio abanico" que ofrece esta feria, mientras que el concejal de Hacienda y Promoción Económica, Antonio Gato, ha subrayado el crecimiento que registra año a año, una "oportunidad donde acude numeroso público", como ha señalado el vicepresidente de la Diputación, Víctor Alonso.

Por su parte, los responsables de las dos organizaciones de comerciantes han subrayado que, aunque la temporada de inviernos ha funcionado mejor que el año anterior gracias a la meteorología, los establecimientos que acuden "siempre tienen stock", motivo que ha llevado a ampliar la superficie para cada uno.

García Pellitero ha presumido del "escaparate" que supone la feria, mientras que Jesús Herreras ha subrayado la "renovación" en la oferta, con nuevos expositores que mantienen el número total a pesar de la salida de algunas tiendas.