Crónica de una desaparición anunciada

Agencias
-
Crónica de una desaparición anunciada

El Ontinyent C.F., con casi 90 años de historia, anuncia el cese de su actividad deportiva por su grave situación económica, incapaz pagar a sus jugadores y cuerpo técnico, quienes denuncian el poco interés de la Dirección por evitar la situación

El Ontinyent C.F. ya es historia. El equipo alicantino, con casi 90 años de historia, abandonará la competición a partir de este fin de semana tras sufrir diversos problemas de impagos con sus jugadores y cuerpo técnico, una causa que supondrá su adiós al grupo III de Segunda B y su más que inminente desaparición. 
Así lo anunció ayer el propio club, con un comunicado firmado por la Junta Directiva que preside Luis Ortiz. En él, la dirección solicitaba "por imperativo legal, el cese definitivo de la actividad deportiva" por su grave situación económica tras "casi 90 años de servicio a Ontinyent y a la Vall d'Albaida, con la satisfacción de haber hecho todo lo posible para intentar revertir la situación en la que se encontraba". También agradecían a la afición, plantilla, cuerpo técnico y empleados, la colaboración "en esta difícil temporada" con la que se ha mantenido "el buen nombre del club".

Más tarde, los propios jugadores emitieron otro comunicado, afirmando la situación. "En la tarde de hoy, Luis Ortiz -presidente- y el administrador nos han comunicado que nos liberan de nuestra obligación legal de venir a trabajar, lo cual significa en la práctica que el club ha tomado la decisión de dejar de competir", informó la plantilla. "Hasta el día de hoy hemos estado desempeñando nuestro trabajo con el máximo compromiso, profesionalidad y entrega, defendiendo y honrando este escudo cada domingo, a pesar de que se nos adeudan tres, cuatro y hasta cinco meses en algunos casos. Han sido varios los jugadores que han tenido que costearse tratamientos médicos con el fin de seguir compitiendo y todo esto, unido a la situación de desamparo total por parte de la directiva, totalmente ausente en el día a día del equipo, como en los últimos desplazamientos a campos rivales", recordaron. Además, futbolistas y cuerpo técnico quisieron dejar "bien clara" su "voluntad de seguir compitiendo" y que si no lo hacen es por la decisión de la dirección de llevar a la desaparición al Ontinyent con sus "constantes promesas incumplidas". El equipo ocupa la decimoséptima posición y está a sólo un punto de los puestos que dan la salvación a falta de ocho jornadas para que finalice el campeonato liguero pero dirá adiós de una forma inminente, pese al apoyo de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) de "trabajar junto al club por encontrar una solución definitiva".