48.000 trabajadores afectados por la parálisis negociadora

Óscar Fraile
-

La crisis del coronavirus detuvo las conversaciones para renovar ocho convenios en Valladolid, en sectores como el de transporte de mercancías, comercio de alimentación y el campo. Los sindicatos prevén retomar ya el diálogo

El convenio de transporte de mercancías es uno de los pendientes de negociar. - Foto: Jonathan Tajes

Entre todas las actividades que ha paralizado la pandemia está la negociación colectiva de los convenios pendientes. El secretario de Acción Sindical de CCOO, Fernando Fraile, reconoce que la actividad ha sido nula desde que se decretó el estado de alarma, pero los sindicatos la retomarán de forma «inminente» con la convocatoria de las mesas de negociación en los sectores cuyo convenio ha expirado. Según Fraile, en Valladolid hay ocho pendientes, entre los que se encuentran el de la industria siderometalúrgica, que afecta a unas 20.000 personas, el de transporte por carretera, a otras 5.000 y el de comercio de alimentación, cuyo periodo de aplicación finalizó el pasado 31 de enero. A ellos hay que añadir los de trabajadores del campo, el de protésicos dentales, y otros dos con unas circunstancias muy especiales: el de piscinas, cuya negociación se descarta año tras años porque no hay patronal, y el de hostelería, que se encuentra inmerso en un proceso judicial.
Todas estas negociaciones afectan a 48.694 vallisoletanos, según los datos de CCOO, a los que hay que añadir otros 36.282 que se rigen por los 14 convenios sectoriales que siguen en vigor.
Fraile reconoce que la situación actual no es la mejor para negociar, pero avanza que lo harán «desde la responsabilidad» y para evitar que esta crisis se salde con una fractura social que paguen exclusivamente los trabajadores.
Por su parte, el secretario de Política Sindical de UGT, Raúl Santa Eufemia, reconoce que la pandemia sanitaria se ha convertido en económica y pide que se intensifiquen las negociaciones con Europa para la llegada de fondos que permitan implementar medidas que mitiguen los efectos de la crisis.