scorecardresearch

El TSJ anula la construcción de 5.000 viviendas junto a un espacio natural en Aldeamayor de San Martín

eldiadevalladolid.com
-

Ecologistas en Acción reclama al Ayuntamiento y a la Junta que pasen página del "urbanismo especulativo" de la pasada década

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León ha anaulado el Plan Parcial 'Camino de Santa María', en Aldeamayor de San Martín (Valladolid), que preveía la construcción de 4.969 nuevas viviendas en un entorno situado junto a un espacio natural de alto valor ecológico, de la Red Natura 2000, conocido como 'Salgüeros de Aldeamayor', del que incluso ocupaban una parte, explicaron desde Ecologistas en Acción. El plan se iba a ejecutar sobre una superficie de unas 300 hectáreas en un espacio situado entre la localidad, que tiene 12.500 habitantes, y la urbanización Aldeamayor Golf.

La sentencia anula el acuerdo de la Comisión Territorial de Urbanismo de Valladolid de 30 de junio de 2009, dado que “no se ha justificado en absoluto la conveniencia de desarrollar el sector o la conveniencia de la transformación urbanística de los terrenos y más en particular que no se ha justificado que exista en Aldeamayor de San Martín la necesidad de ampliar el suelo con destino residencial y especialmente que sea necesaria la construcción de 4.969 viviendas más”.

La Sala reitera así el razonamiento de las sentencias anteriores anulatorias de las Normas Urbanísticas Municipales de Mucientes, el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Tudela de Duero o las Áreas Homogéneas 5, 7 y 11 de Valladolid, añadiendo como motivo de ilegalidad en el caso de Aldeamayor de San Martín el “incumplimiento de la obligación de resolver con plenas garantías y sin conectar con las redes municipales su propio abastecimiento de agua, establecida por el PGOU de Aldeamayor de San Martín y las Directrices de Ordenación Territorial de Valladolid y Entorno (DOTVAENT)”.

El voto particular de la presidenta de la Sala destaca además que parte de los terrenos que integran el sector litigioso se incluyen dentro del Lugar de Interés Comunitario (LIC) 'Salgüeros de Aldeamayor', incluidos en la Red Natura 2000, debido a la presencia de al menos un tipo de hábitat natural prioritario mientras, otra parte importante del sector colinda con el LIC.

Ecologistas recordó que en la ficha oficial de este espacio natural protegido se destaca “los criptohumedales salinos y la flora asociada a los mismos”. Junto con las Lagunas de Villafáfila constituyen los dos espacios de mayor interés regional para este tipo de hábitat.

En cuanto a vulnerabilidad, señala “importantes amenazas de conservación debido a la presión urbanística periférica”, que en palabras de la magistrada “desde luego se incrementa sensiblemente con un desarrollo urbanístico que comporta la construcción de 4.969 viviendas”.

Soprendente

Ecologistas define como “sorprendente” que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León emitiera una declaración de impacto ambiental positiva de la urbanización, “”admitiendo que se cercara de hormigón y ladrillo este singular espacio natural protegido en prácticamente todo su perímetro”, que “actualmente aparece asediado e incluso invadido por la urbanización Aldeamayor Golf y el Polígono Industrial El Brizo.

La organización verde se felicita de que en el último año la Justicia haya anulado las autorizaciones de la Junta de Castilla y León para edificar 42.000 viviendas en Valladolid y tres municipios de su entorno (Aldeamayor de San Martín, Mucientes y Tudela de Duero), lo que pone de manifiesto el “disparate alentado y permitido por las administraciones públicas de la Comunidad, una enorme burbuja inmobiliaria que ha llevado al desastre económico y social actual”.

Por todo ello, Ecologistas en Acción pidió al Ayuntamiento de Aldeamayor de San Martín y a la Junta que “pasen página de la etapa del urbanismo salvaje y a la carta” derivado de la antigua Ley de Urbanismo y del PGOU de este municipio aprobado en 2002, “haciendo prevalecer el interés general sobre el de la promotora inmobiliaria Metrovacesa, propietaria mayoritaria del un proyecto”.