El pacto PP-Cs cumple un año con buena ejecución del acuerdo

SPC
-

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, reconoce que tienen que analizar los puntos acordados para ver las más afectadas y las que exigen compromiso presupuestario

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea (i), y el presidente del Ejecutivo regional, Alfonso Fernández Mañueco - Foto: Ical

El acuerdo de gobernabilidad firmado por PP y Ciudadanos para Castilla y León cumple un año. La ejecución de sus 100 medidas era «buena» hasta el mes de marzo, pero la declaración del estado de alarma por la pandemia ha paralizado o retrasado algunas de las propuestas. El pacto se someterá a revisión por sus socios para valorar la parte más afectada y la que exige un compromiso presupuestario, ya que «la intención» es contar con nuevo presupuesto, pero también «dar un empujón y recuperar el tiempo perdido». Las 100 medidas del acuerdo de gobernabilidad, que situó a Alfonso Fernández Mañueco como presidente de la Junta y a Francisco Igea como vicepresidente en julio de 2019, se evalúan en el Portal del Gobierno Abierto, donde se publica el estado de tramitación de cada una, en su mayoría iniciadas, excepto en la parte de ordenación del territorio y lucha contra la despoblación y alguna en sanidad como el estudio para la reversión del Hospital de Burgos (HUBU).
«La evolución del acuerdo iba bien hasta el inicio de la pandemia», valora el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, en declaraciones a Ical en las que repasa el estado de las medidas de gobernabilidad un año después de su firma y avanza su revisión para valorar la parte más afectada y como se cumple con los compromisos presupuestarios, donde también se cuela el reciente pacto para la recuperación de la Comunidad.
El «parón» administrativo por el estado de alarma ha detenido la tramitación de varias leyes, ya que en el Gobierno Abierto en los primeros meses del año había hasta once anteproyectos, si bien Igea precisa que el ritmo de la cartera legislativa les «preocupa menos» y garantiza que, aunque sea con retraso, se cumplirá. 
Primeras leyes

Entre las primeras leyes comprometidas para el inicio de la legislatura, se encuentran las de derechos y garantías al final de su vida, una de las apuestas de Ciudadanos en su pacto con el PP, igual que el proyecto de ley de igualdad de trato y no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género, conocido como LGTBI. Sin embargo, el vicepresidente si expresa más preocupación en aquellas medidas que requieren de un compromiso presupuestario en un momento de recesión económica, de mayor gasto y menores ingresos. En este sentido, afirma que habrá nuevos presupuestos autonómicos. «Esa es nuestra intención», precisa.
La comisión de seguimiento del pacto, formada por ambos socios, será la encargada de analizar, revisar y marcar el ritmo de las medidas, explica Igea, en relación a lo que está en marcha y lo que ha sufrido «un parón», si bien asegura que la intención es «acelerar y recuperar el tiempo perdido», incluso en estos meses de verano.
La firma del pacto para la recuperación entre la Junta y los principales partidos de las Cortes también incide en algunas de las medidas, como en el compromiso de suprimir casi en la práctica el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, paralizado ahora y sin fecha después del acuerdo de comunidad. 
Otro de los aspectos afectados es el nuevo modelo de sanidad rural, recogido en el punto 42 del acuerdo de gobernabilidad como aprobado –en referencia al grupo Junta, PP, Cs, Por Ávila y Vox–, pero recogido entre las propuestas del pacto de Comunidad para que sea un grupo de expertos designados los grupos de las Cortes los que le acuerden.
Despoblación y ordenación

El eje con un menor desarrollo corresponde a lucha contra la despoblación y nueva ordenación del territorio, donde se recoge la creación de un grupo de trabajo de expertos para elaborar un diagnóstico y emitir en un año propuestas de actuación. Igea achaca a las Cortes que no han tenido «ningún interés» en su constitución. El vicepresidente de la Junta, reacio y critico a pactar hace un año con el PP, resume que se ha trabajado «muy bien» con su socio en un proyecto de «cohesión y unidad» y en un momento «duro» por la pandemia, que les ha permitido conocerse mejor.