Hacia la conquista de la Luna

SPC
-
Hacia la conquista de la Luna - Foto: CNSA

China es el primer país que llega a la cara oculta del satélite terrestre y marca así un gran hito en la exploración espacial

El gigante asiático lo vuelve a hacer y marcó ayer un nuevo hito: llegar a la cara oculta de la Luna mediante una sonda, un logro que, hasta la fecha, tan solo China ha conseguido hacer y que sitúa al país entre las principales potencias espaciales.
«Un gran hito en la exploración humana del universo», indicó la prensa estatal sobre la llegada, a las 10.26 horas (02.26 GMT), de Chang’e 4 al cráter Von Karman de la cuenca Aitken, en el polo sur del satélite.
El alunizaje se produjo después de que el Centro de Control Aeroespacial de Pekín diera la orden, iniciándose el descenso de la sonda desde el punto más cercano de su órbita, a 15 kilómetros de la Luna.
La Chang’e 4 realizó la fase final de forma completamente autónoma, aunque hasta entonces había operado bajo las directrices de Pekín recibidas vía el satélite de enlace Queqiao, que está funcionando como «espejo» entre el centro de control chino y la nave.