El PSOE anuncia una «dura oposición» a PP y Cs

Santiago González
-

El secretario general de los 'populares', Teodoro García Egea, y el responsable de Acción Institucional de los 'naranjas', José María Espejo, asisten hoy a la firma del acuerdo en las Cortes entre Mañueco e Igea

Francisco Igea (Cs) y Fernández Mañueco (Partido Popular) el día que firmaron el pacto programático en las Cortes. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

El PSOE de Castilla y León auguró ayer un Gobierno «agónico e inestable» por parte de PP y Cs, «fruto de su pacto de rapiña», y anunció una oposición «leal y constructiva» con los intereses de los ciudadanos de la Comunidad y «durísima desde el minuto uno» con «quien ha mentido para obtener la confianza de la gente» y «dilapidar» las expectativas de cambio.
De esta forma, la secretaria autonómica socialista de Organización, Ana Sánchez, valoró el «inmenso malestar de los ciudadanos» por un acuerdo de gobernabilidad que, tras ser anunciado el viernes, será firmado a mediodía de hoy por los candidatos Alfonso Fernández Mañueco (PP) y Francisco (Igea), dirigentes que se convertirán en presidente y vicepresidente de la Junta tras la investidura.
Allí estarán presentes el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, y el secretario de Acción Institucional de los naranjas, José María Espejo, que han tutelado de cerca el proceso negociador hasta concluir en acuerdo.
El pacto supondrá poner en marcha el proceso de investidura de Fernández Mañueco como presidente de la Junta, cargo en el que sustituirá a Juan Vicente Herrera, tras 18 años en el poder. Para ello, el presidente de las Cortes, Luis Fuentes (Cs), abrirá en los próximos días una ronda de contactos con los portavoces de los grupos parlamentarios y fijará la sesión para elegir al nuevo jefe del Ejecutivo autonómico, que podría ser a principios de la próxima semana.
Además, el próximo Gobierno de la Comunidad será «conjunto» entre PP y Ciudadanos, según avanzaron el pasado viernes al cerrar el acuerdo sobre la estructura del futuro Ejecutivo. Los populares asumirán además de la Presidencia de la Junta, las consejerías de Economía y Hacienda, Fomento y Medio Ambiente, Agricultura, Educación, Presidencia y Familia e Igualdad de Oportunidades.
Por su parte, Francisco Igea (Cs) será vicepresidente y portavoz de la Junta y su partido gestionará las consejerías de Sanidad, Transparencia y Regeneración, Industria y Empleo y Cultura y Turismo.
Este nuevo acuerdo se sustenta sobre el firmado el 21 de junio por Fernández Mañueco e Igea y que contempla 100 medidas, entre las que destaca el paquete de regeneración que gira sobre la supresión de los aforamientos y la limitación de mandatos a ocho años en las instituciones autonómicas y municipales, según informa Ical.
Fraude electoral

Ante este acuerdo, la dirigente socialista Ana Sánchez arremetió contra los firmantes, para censurar que Francisco Igea «roza el fraude electoral, mintió y no tiene palabra» al haber ofrecido en campaña cambio y regeneración y mantener ahora un partido con 32 años en la Junta. También criticó que el «pseudopresidente» Mañueco se haya «autodenominado» como regenerador.
Sánchez cargó en particular contra el líder naranja porque tras asegurar en campaña que no sería el «salvavidas» del PP se ha convertido en «subalterno» de los populares con una «moralidad distraída». «Qué altura política y democrática tiene Igea», se preguntó. «Ha faltado el respeto democrático y la voluntad soberana de Castilla y León al no sentarse con el ganador de las elecciones», criticó ante su falta de respuesta a Luis Tudanca.
La socialista ve «inestable» el Gobierno que salga del pacto por la «desconfianza mutua y la carencia de credibilidad», por lo que anunció una oposición «leal, constructiva y responsable» con Castilla y León y sus «gentes» y «durísima desde el minuto uno» con lo que consideró que «han mentido para obtener la confianza» ciudadana y ahora «dilapidan el cambio».