De diez en diez... lugares

D.V.
-

El Campo Grande y la Plaza Mayor son los dos sitios más elegidos en 2019 por los participantes en la sección 'Diez Lugares', que llega a su fin después de cuatro años en las páginas de 'El Día de Valladolid'

Estanque del Campo Grande. - Foto: D.V.

Es el mejor parque de España, salvaje y ordenado a la vez». La presidenta del Colegio Oficial de Trabajo Social de Valladolid, Carmen Heras, definía así en el mes de mayo el Campo Grande. Ella es una de las 26 personas que a lo largo de este año han elegido el pulmón verde de Valladolid como uno de sus sitios favoritos de la capital dentro de la sección Diez Lugares, que esta semana llega a su fin después de cuatro años en las páginas de El Día de Valladolid.
Es el sitio más elegido. Quizá porque este oasis de naturaleza en mitad del asfalto guarda recuerdos que unen a varias generaciones. Quizá porque los abuelos que hoy llevan a sus nietos a dar de comer a los patos no han hecho otra cosa que replicar lo que hicieron con ellos cuando eran pequeños. Quizá porque El Catarro fue durante muchos años uno de los personajes más queridos de Valladolid, un contador de historias sobre una barca capaz de encandilar a los más pequeños. O quizá porque entre sus árboles desfilan coquetos pavos reales que más que formar parte de la fauna de la ciudad ya se han convertido en un icono de la ciudad. Sin ir más lejos, este animal fue el protagonista del cartel de la Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo 2019.
El segundo lugar más elegido es el centro neurálgico de la ciudad: la Plaza Mayor. Punto de reunión en grandes celebraciones, escenario de citas culturales y ubicación de los grandes conciertos. Todo bajo la atenta mirada del Conde Ansúrez, ilustre espectador de bronce que cada año, allá por el mes de septiembre, se pone la pañoleta de las fiestas de su ciudad.
Plaza Mayor en Navidad.Plaza Mayor en Navidad. - Foto: D.V.Casi todos los vallisoletanos, más o menos ‘ilustres’, que han pasado por esta sección han buscado en lo más profundo de sus recuerdos para elegir sus diez lugares favoritos. Desde el colegio en el que pasaron su infancia hasta el bar donde compartían copas con sus amigos, pasando, en algunos casos, por el sitio en el que conocieron a sus parejas o simplemente ese lugar al que se escapan de vez en cuando para relajarse.
El patrimonio también está detrás de muchas de las elecciones de esta sección. Un ejemplo son los dos lugares que ocupan el tercer y cuarto puesto con el mismo número de elecciones: diez. Se trata del Pasaje Gutiérrez y la plaza de San Pablo. La galería comercial que une las calles Fray Luis de León y Castelar es una de las pocas que existen en España y la fachada de San Pablo es una de las postales más representativas de la ciudad.
La lista la completan el Teatro Calderón, cuartel general de la Seminci; la ribera del Pisuerga, otro lugar para el esparcimiento y el deporte; el estadio José Zorrilla, territorio de alegrías y decepciones compartidas; el pinar de Antequera, la iglesia de Santa María de la Antigua y la estación de trenes Valladolid-Campo Grande.

DEL PENICILINO AL LAVA

La lista de lugares interesantes de Valladolid es tan amplia como variadas han sido las elecciones de los participantes en esta sección. Aunque el ‘top 10’ esté copado por los que quizá son los lugares más emblemáticos de la ciudad, los que siguen en la lista no desmerecen este honorífico título. Por ejemplo, la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, una obra de arte del arquitecto renacentista Juan de Herrera que no pudo completarse tal y como estaba concebido al principio por falta de fondos. No menos importante para la ciudad es la playa de Las Moreras, un lugar de esparcimiento donde varias generaciones han tomado el sol, incluso se han bañado en el Pisuerga, como si de una ciudad de costa se tratase. El Penicilino está también entre los lugares más queridos. Quizá por eso parte de la sociedad vallisoletana se ha movilizado este año en las redes sociales para evitar su cierre. Otros lugares que siguen en la lista son la plaza de la Universidad, el Museo Patio Herreriano, el parque de Las Contiendas y el polideportivo Huerta del Rey, refugio de los seguidores del Balonmano Valladolid. Hay otras joyas escondidas que también se asoman a esta lista, como la plaza del Viejo Coso; míticos bares, como El Minuto y el Café Teatro; edificios imponentes, como la Academia de Caballería ; y contenedores culturales, como el Centro Cultural Miguel Delibes, la Cúpula del Milenio y el LAVA.