Justicia crea el juzgado número 38 de Valladolid: Social 5

A. G. Mozo
-

El nuevo juzgado arranca con el reto de reducir la demora de 7 meses en los juicios laborales. Los cuatro órganos de lo Social tienen un atasco de 2.866 asuntos. Su llegada obliga a 'reabrir' la sede del Rosarillo

Social 5 está en la segunda planta de la sede central de los Juzgados de Valladolid, en la calle Angustias. - Foto: Jonathan Tajes

Más juzgados, más celeridad... más dispersión. Hoy entra oficialmente en servicio el Juzgado de lo Social número 5 de Valladolid con el objetivo de reforzar la jurisdicción más castigada por la crisis de la última década y que aún es la que mayor atasco soporta en la ciudad, hasta el punto de que, a pesar de las continuas medidas de apoyo con que se ha tratado de ir paliando esta situación, todavía se  señalan juicios para dentro de siete meses. La celeridad es la misión con la que nace, pero la llegada del juzgado número 38 de la capital también se traducirá en mayor dispersión, puesto que obligará a la ‘reapertura’ de la sede de plaza del Rosarillo.
La fecha oficial de creación era el 31 de diciembre, si bien no será hasta hoy, día 2, cuando eche a andar, ya que es cuando toman posesión los diez trabajadores que lo integrarán: una magistrada, una letrada de la Administración de Justicia, dos gestores procesales, cuatro tramitadores y otros dos  funcionarios del cuerpo de auxilio judicial. La jurisdicción Social es la que se encarga de resolver todas las demandas laborales (despidos, reclamaciones de salarios, permisos, vacaciones...), así como de todas las acciones judiciales llevadas a cabo frente a la Seguridad Social o el Estado (jubilación, pensiones de viudedad u orfandad, incapacidad, reclamación al Fondo de Garantía Salarial...). También conoce de las reclamaciones en materia de tutela de derechos de libertad sindical, conflictos colectivos, convenios, prevención de riesgos laborales...
716 casos por juzgado. Toda una materia que, en una época de crisis y despidos, derivó en una continua llegada de demandas a estos cuatro juzgados que llevan 12 años sobreviviendo con jueces de refuerzo. Actualmente, según los últimos datos hechos públicos por el (CGPJ) Consejo General del Poder Judicial, correspondientes al cierre del tercer trimestre, existe un atasco de 2.866 asuntos, lo que se traduce en una media de 716 casos por juzgado.
Esta es la cifra más elevada de la ciudad, a la que solo se acercan los de PrimeraInstancia, que arrastran 678 por juzgado. Precisamente, es para esa jurisdicción Civil para la que se reclama la próxima puesta en marcha de un juzgado, aunque no es la única necesidad, tal como recuerda Raúl Franco, delegado de CCOO: «Venimos solicitando la urgencia de crear en Valladolid más órganos judiciales, debido a la carga de trabajo y la insuficiente plantilla». Además del 16 de Primera Instancia, CCOO exige la llegada de Penal 5 e Instrucción 7, además de «un auténtico Servicio Común de Registro y Reparto, y modificar el sistema de guardia semanal al de 72 horas», sin olvidarse de un Campus de la Justicia cuya viabilidad parece ahora despejada tras el acuerdo del Ayuntamiento con la Sareb para hacerse con el colegio El Salvador.
dispersión.La llegada de Social 5 hace que Vigilancia Penitenciaria tenga que salir de la sede central de la calle Angustias –donde no hay sitio para más– rumbo a la plaza del Rosarillo, un emplazamiento con dependencias judiciales, pero sin juzgados, después de que hace cuatro años se mudasen los cuatro juzgados de lo Social y se fuese allí el Servicio de Notificaciones, con lo que se conseguía tanto agrupar juzgados en la sede de Angustias, como cerrar el inmueble alquilado (contiguo al Rosarillo) en el que se encontraba Social 4 y que salía por 30.000 al año.