El último grito a la vida de Pau Donés

José Luis Picón (EFE)
-

El músico, consciente de que su final está cerca, concede dos semanas antes de morir una entrevista al periodista Jordi Évole, en una producción que llegará a las salas el próximo 8 de octubre

Una parte del encuentro tuvo lugar entre las montañas del Valle de Ará.

«El miedo es terrible. Te bloquea y te corta la libertad», aseveró el cantante Pau Donés al periodista Jordi Évole dos semanas antes de morir de cáncer el pasado 9 de junio, en una última entrevista en su casa de la Valle de Arán que  quedó reflejada en el documental Eso que tú me das. Donés, pese a ser consciente de que su final estaba cerca, aseguraba no tener miedo - «¿A qué?», pregunta a Évole- y deseaba «dar una imagen de persona normal y corriente» en este documental cuyo estreno mundial se produjo ayer en la sección Málaga Premiere del Festival de Cine.
El primer impacto es el del deterioro físico del cantante, extremadamente delgado, intubado y apenas con un hilo de voz, pero cuando pasan unos minutos se descubre al Pau Donés de siempre, capaz de bromear y de hablar con serenidad de su situación. Proclama que se siente «feliz», pero  matiza que es «una felicidad cabrona», porque piensa por qué no se puede «quedar un poco más» y, cuando Évole le pregunta cuánta prórroga le pediría a la vida, responde: «Pediría hasta los 70, quince o veinte años más».
«No quiero morir», admite el músico que a lo largo de la charla  relata que su hija le ha enseñado «a querer y a demostrarlo» y habla sin tapujos del suicidio de su madre.
En los 64 minutos del documental los momentos duros se alternan con los distendidos, y un Donés que se declara seguidor de Peter Sellers cita entre sus nombres más admirados a Antonio Vega, Celia Cruz y Carlos Tarque y, ya sin miedo al qué dirán, asegura que la sardana «es lo más aburrido del mundo».
De la charla, el periodista se lleva algunas frases que ahora se repite y que cree que «todos deberíamos apuntarnos en una libreta». «¿De qué nos podemos quejar los demás?», se pregunta Évole, que cree que «el valor que tiene el hecho de vivir no lo tenemos presente, el privilegio que tenemos del día a día y del momento».
Esa charla entre amigos, que se estrena en cines el 8 de octubre, concluye con las montañas de Arán de fondo, preguntándole Évole a Pau Donés qué música quiere para los créditos finales, a lo que el artista contesta cantando con dificultad algunas estrofas de El sitio de mi recreo, de Antonio Vega.