Vandalismo en el puente de Santa Teresa: 9 años, 11 arreglos

A.G.M.
-

El Ayuntamiento prepara la undécima intervención en el último viaducto construido en Valladolid (2011), después de que haya sido dañado otra vez por los actos vandálicos. Por ahora se descarta cambiar su pavimento de madera por uno más resistente

Daños por vandalismo en el puente de Santa Teresa. - Foto: J. Tajes

El vandalismo vuelve a tener el puente de Santa Teresa en un estado lamentable. Los daños en las láminas de madera que forman el pavimento se extienden ya a lo largo de varios puntos de ambas aceras, lo que vuelve a obligar al Ayuntamiento de Valladolid a una nueva intervención para repararlo, tal y como detalla el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, quien avanza que «ya se ha pedido el material y está previsto que se lleve a cabo la actuación de reparación en los primeros meses de 2020».
No será la primera, ni la última vez en que el Ayuntamiento deba acudir a reparar un puente que ya ha pasado una decena de veces por ‘quirófano’ y que tiene pinta de que va a pasarse la vida en un bucle de ese tipo: «Sobre este puente ya se han efectuado dos intervenciones de mayor calado, aquellas en las que se cambiaron varios elementos, como los cristales que formaban las barandillas, bajo los pasamanos, y otras ocho actuaciones pequeñas, más puntuales, de temas que eran algo menores», detalla el edil, quien descarta por ahora una reforma integral del que es el último puente puesto en servicio en Valladolid. Lo inauguró el equipo del entonces alcalde, Javier León de la Riva, el 25 de marzo de 2011, poco antes de la que sería su penúltima campaña electoral.
300.000 EUROS, TODO EL SUELO

Sustituir todo el suelo sería ya una intervención «muy importante», del orden de los 300.000 euros, tal como argumenta el propio Vélez a El Día de Valladolid: «No tendría sentido ponerse a cambiar ahora todo el pavimento en un puente que es nuevo, pero quizá cuando se hizo, en su momento, no se pensó bien en todo esto. Está claro que no es un pavimento para un puente de estas características». 
Daños por vandalismo en el puente de Santa Teresa.Daños por vandalismo en el puente de Santa Teresa. - Foto: J. TajesEl concejal recuerda que, en su día, había una previsión de un uso mucho mayor para este puente y que incluso se pudiese ampliar: «Parece que ahí había una idea, una previsión, de que los dos carriles se pudiesen convertir en cuatro en un futuro, pero la realidad es que este es un puente que no tiene mucho uso en la actualidad», reconoce el propio Vélez, quien, pese a todo, no echa toda la culpa al diseño de este viaducto: «Aunque es verdad que determinados materiales que se utilizaron en su construcción se deterioran más que otros, lo cierto es que si no hubiera vandalismo, esos daños serían mucho menores». «Por ejemplo, los cristales de las barandillas se sustituyeron por unas láminas perforadas, para evitar que se rompieran a pedradas desde la parte de abajo», apostilla, antes de recordar que «no se puede poner cualquier material, porque tiene que ser una madera especial, de tipo antideslizante».
«Ahí hay un problema claro de vandalismo, sobre todo, debe ser por el tema de los patinetes, que van ahí a hacer saltos de una altura a otra y es cuando se producen esos daños en las maderas. La Policía Local está pendiente, pero no se puede poner un policía durante las 24 horas».


Más fotos:

Daños por vandalismo en el puente de Santa Teresa.
Daños por vandalismo en el puente de Santa Teresa. - Foto: J. Tajes
Daños por vandalismo en el puente de Santa Teresa.
Daños por vandalismo en el puente de Santa Teresa. - Foto: J. Tajes