Repsol creará tres parques eólicos en Valladolid y Palencia

Ical
-
Autorización para tres parques eólicos

El proyecto tiene una capacidad total instalada de 255 megavatios

Repsol anunció hoy nuevos parques eólicos en Castilla y León, que conforman un proyecto, con una capacidad total instalada de 255 megavatios (MW). En Palencia se ubican dos con unas potencias de 70 y 165 MW y en Valladolid un tercero, con 20 MW, según informaron a Ical fuentes de la compañía.

En un comunicado, la compañía remarcó que añade a su portafolio dos proyectos eólicos, ubicados entre las provincias de Zaragoza y Teruel, y otro en las de Palencia y Valladolid, y un parque fotovoltaico en Cádiz, que se desarrollarán y pondrán en funcionamiento en los próximos cuatro años y ampliarán su potencia instalada en 794 MW, el equivalente al suministro de electricidad de unos 650.000 hogares al año. Fuentes del sector situaron en 700 millones de euros la inversión prevista en estas actuaciones.

La potencia instalada permitirá suministrar electricidad a unos 650.000 hogares al año Repsol destacó que se consolida como un “actor relevante” en la generación de electricidad baja en emisiones en la Península Ibérica, con una capacidad total instalada de 2.952 MW y planes en marcha en renovables que suman 1.083 MW, entre los que se encuentran los anunciados, así como el proyecto fotovoltaico de Valdesolar (Badajoz) y el eólico flotante en la costa norte de Portugal, que se prevé que esté operativo a finales de este año.

Los proyectos anunciados, que serán gestionados por la filial Repsol Electricidad y Gas, se encuentran en diferentes etapas de ejecución y consisten en un parque eólico de 335 MW localizado entre las provincias de Zaragoza y Teruel (proyecto Delta); otro situado entre Palencia y Valladolid, con una capacidad total instalada de 255 MW, y un proyecto solar en Cádiz de 204 MW, conocido como Sigma.

Todos están ubicados en zonas con condiciones muy favorables de producción para cada tipo de tecnología y en su conjunto supondrán una reducción de emisiones de alrededor de 2,3 millones de toneladas de CO2 al año respecto a la generación eléctrica con carbón. Con estos proyectos, sumados a los de Valdesolar (Badajoz) y WindFloat (Portugal) y a sus actuales activos (2.952 MW), Repsol alcanzará el 90 por ciento de su objetivo estratégico de capacidad de generación baja en emisiones, cifrado en alrededor de 4.500 MW en el año 2025.

Los nuevos desarrollos renovables de Repsol cuentan con terrenos disponibles y tienen garantizada la conexión a la red. La energía que generen servirá para el abastecimiento de las necesidades de la compañía y de su actual cartera de clientes de electricidad, que hoy en día asciende a 890.000 (un 19 por ciento más que al inicio de la actividad comercializadora, hace ocho meses), así como a los potenciales clientes.

Tras la presentación de la actualización de su estrategia a 2020, Repsol dio un primer paso significativo con la incorporación, el pasado 2 de noviembre, de los negocios no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora, para convertirse en un actor relevante del mercado eléctrico español y reforzarse como proveedor multienergía, con la generación de electricidad a través de todo tipo de fuentes de energía, excepto el carbón y la nuclear, y con presencia en el 70 por ciento de la matriz primaria de energía.

Finalmente, Repsol señaló que contempla en su estrategia a 2020 inversiones en el negocio de bajas emisiones de 2.500 millones de euros, con el objetivo de alcanzar 2,5 millones de clientes minoristas de electricidad y gas en España a 2025, con una cuota de mercado superior al cinco por ciento.