Imedexsa prevé destinar 12 millones para la fábrica de Made

ICAL
-
Imedexsa prevé invertir 12 millones en Made

La consejera Pilar del Olmo asegura que el Ministerio de Industria "no ha tenido ningún papel" en la operación de compra de la factoría medinense por parte del grupo extremeño, que prevé alcanzar los 140 empleados en dos años

El plan industrial del grupo Imedexsa -Industrias Mecánicas de Extremadura- para la factoría de Made de Medina del Campo contempla una inversión de 12 millones de euros y alcanzar una plantilla en año y medio o dos años de entre 120 y 140 trabajadores. Imedexsa subrogará progresivamente a 73 empleados de la antigua Made, mientras que 16 se prejubilarán y otros siete no tendrán cabida en un principio aunque podrían trasladarse a su planta en Extremadura.

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, explicó que la Fundación Anclaje se reunió hoy para suscribir un documento dirigido al administrador concursal, en el que el Gobierno regional, los sindicatos y el Comité de Empresa de Made expresan su apoyo a la oferta de la empresa extremeña, dirigida por un “industrial con experiencia”, para que el juez de lo mercantil le adjudique las instalaciones cuanto antes y puedan empezar las inversiones.

Pilar del Olmo expuso que este documento vendrá “muy bien” para que se produzca la adjudicación dentro de la liquidación por subasta y precisó que el administrador concursal ahora tiene un plazo de diez días para aceptar la oferta, que después deberá ser aprobada por el juez de los Mercantil. Del Olmo dejó claro que “en todo esto” el Ministerio de Industria y su cabeza visible, la ministra Reyes Maroto, “no ha tenido ningún papel”.

La consejera recordó que la oferta se remitió el pasado día 25 a las 23.54 horas, minutos antes de que expirase el plazo, tras contar con el apoyo de los trabajadores a un plan industrial, con una inversión de 12 millones que permitirá renovar las instalaciones de la planta que están “totalmente obsoletas”.

En este sentido, precisó que el objetivo es que en el mes de agosto, estén finalizadas las inversiones para que gestores de calidad de la UE, puedan acudir a visitarlas con el objetivo de homologarlas para poder vender sus torres para tendidos eléctricos en los países europeos y otros destinos internacionales.

Pilar del Olmo aclaró que el Gobierno regional cumplirá con sus compromisos de apoyo a Imedexsa y financiará entre un 80 y un 90 por ciento de la inversión, a través de la Lanzadera Financiera, sobre todo con prestamos participativos, ya que se trata de una empresa familiar, y también reembolsables, aunque también se estudiarán algunas subvenciones a fondo perdido.

La consejera defendió que el riesgo que asume la Junta “es mínimo”, ya que esos fondos deberán ser devueltos por la empresa, aunque recordó que la política financiera del Ejecutivo a través de la Lanzadera “debe ser un punto más arriesgada” que la de los bancos, “porque sino no se qué hacemos aquí” cuando existe un proyecto viable al que apoyar, dijo.

La compañía prevé ir incorporando personal de forma progresiva y aunque en un principio no previó asumir a los trabajadores de Made, el pasado viernes finalmente asumió la subrogación en sus condiciones anteriores de antigüedad a 73 de los 96 afectados, mientras que otros 16 se prejubilarán, y siete quedarán fuera, aunque “se les intentará acomodar” en la planta de Cáceres. La consejera precisó que la empresa asume a estos empleados, aunque deberán negociar nuevas tablas salariales, y también garantiza que cobrarán los pagos del Fogasa dentro de las partidas que se les adeuda por el proceso concursal.

Pilar del Olmo anunció que a todos los trabajadores se les dará formación a través del ECyL, para recovertirles a “lo que necesita la nueva Made”. La marca extremeña, dijo del Olmo, se compromete además a alcanzar una plantilla de entre 120 y 140 trabajadores en un plazo corto, de entre año y medio y dos años, a lo que se sumará el empleo indirecto de las empresas auxiliares con las que trabaje.

La consejera vaticinó que esta industria estará mucho tiempo en Media del Campo, ya que recordó que se hace cargo de la factoría un industrial “con mucha experiencia”, que acometerá un fuerte inversión, y es español, por lo que “es de difícil deslocalización”.