Sonorama reivindica su papel contra la despoblación

SPC
-
Imagen de un multitudinario concierto celebrado durante una pasada edición del Sonorama - Foto: Paco Santamaría

El director del festival, Javier Ajenjo, destaca que el 70 por ciento de sus proveedores de material y servicios son de origen castellano y leonés

Más de 100.000 personas visitarán Aranda de Duero del 7 al 11 de agosto para asistir a una de las referencias musicales del verano, el festivalSonorama Ribera, que este año alcanza su vigesimosegunda edición reivindicando el papel de la cultura y la musica para luchar contra la despoblación. El director de Sonorama, Javier Ajenjo, que compareció en Valladolid junto a la directora general de Políticas Culturales, Mar Sancho, para presentar el certamen en la capital, destacó la importancia «emocional» de poder hacer un festival «en nuestra tierra, el sitio donde hemos nacido y hemos decidido quedarnos». Por ello, se refirió a que Castilla y León vive con preocupación el hecho de la despoblación y consideró que parece que se va poniendo el foco de atención en ello. «No nos cansamos de decir que la cultura no es un gasto sino una inversión, y con ella y la industria que genera se puede evitar la fuga de mucha gente dándole oportunidades en nuestra tierra. Eso es lo que tratamos de hacer aportando nuestro granito de arena. No es un capricho, es una absoluta fe en que no tenemos que irnos fuera para encontrar lo mejor de lo mejor, ya que en la Comunidad hay técnicos, equipos extraordinarios y gente que realiza una labor muchas veces poco reconocida», expuso, según informa Ical.
Por su parte, Mar Sancho destacó su posición «como uno de los más emblemáticos en el panorama musical español», y puso en valor el peso que sus más de dos décadas de trayectoria tiene en Castilla y León, de donde procede un 70 por ciento de sus proveedores en todo tipo de material y servicios. «En 21 ediciones ha sabido mantener intactas sus señas de identidad, diferenciándose del resto de festivales del circuito nacional por su carácter abierto y la apuesta de dar a conocer bandas emergentes de la música en un ámbito rural, junto a artistas y grupos de gran trayectoria nacional e internacional», apuntóSancho, que explicó que Sonorama ha consolidado con el paso del tiempo una marca de calidad y de autenticidad que no se puede deslocalizar. 
«El alma de este certamen ha enraizado en esta tierra como sus vinos de la DO Ribera del Duero, que suman un elemento diferenciador más y de extraordinario valor en un modelo de éxito con una programación cercana, fresca y pensada para todos los públicos. Para Castilla y León es un proyecto de presente y de futuro que aporta mucho valor en el entorno hostelero, comercial y turístico en general, con generación de empleo rural, en torno a 500 puestos de trabajo directos», indicó.
Impacto mediático

La directora general incidió también en el impacto mediático que recibe cada año el festival, «lo que repercute positivamente en el turismo de toda la Comunidad», con la presencia de más de un centenar de medios de comunicación acreditados, ocho televisiones, 18 emisoras de radio, 27 agencias de noticias.