scorecardresearch

Iván Romeo sigue de dulce y gana la Vuelta a Valladolid

D.V.
-

El vallisoletano, doble campeón de España, estrenó su maillot en casa con un gran triunfo en la ronda local

Iván Romeo, en lo más alto del podio. - Foto: Montse Álvarez

Iván Romeo sigue de dulce y logró estrenar su maillot de campeón de España ganando la XXIX Vuelta Ciclista a Valladolid, que de viernes a domingo reunió a los mejores júniors en las carreteras de la provincia. La ronda puso el broche de oro este domingo con una etapa épica y emocionante donde el vallisoletano y campeón de España se enfundó el maillot amarillo mientras que la victoria en el último día de competición fue para el salmantino Roberto Alonso.

Era el día marcado, todo por decidir, por lo que los hombres fuertes de la general debían estar atentos a cualquier movimiento, que se preveía iban a ser numerosos debido a que el diseño del circuito era de esos denominados rompepiernas.

Con el pelotón agrupado se llegó al primer premio de montaña en Renedo donde el líder de puntos, Marc Dols (Giménez Ganga), pasó en primer lugar aumentando su ventaja frente a sus rivales. Un Dols -sexto en la clasificación- que se metió en la primera fuga del día camino de Mojados junto a diez corredores entre los que estaba Marcos Gómez, quinto.

Antes de La Garganta saltaban Samuel Fernández (MMR) y Roberto Alonso (Bathco) con veintisiete segundos de ventaja sobre el grupo de escapados, quien mantenía más de un minuto sobre el pelotón. En Portillo el pelotón se rompió y un primer grupo, donde estaba el líder (Romeo, que se había alzado al primer puesto tras ganar la crono de la segunda jornada) y el resto de favoritos, dio caza al grupo de cabeza camino de Valdestillas.

La carrera empezaba a tensionarse con las miras puestas en el tramo de montaña de Simancas, Robladillo y Ciguñuela. Tensión que vivió en primer lugar el portugués Antonio Morgado, segundo clasificado, que se vio involucrado en una caída sin consecuencias antes de subir al Archivo.

Con el serpenteo en Robladillo el grupo perseguidor se rompía mientras que el pelotón se estiraba con el objetivo de echar abajo la fuga. A falta de menos de diez kilómetros para meta los tres hombres de cabeza mantenían 50 segundos por lo que parecía que todo se iba a decidir en una línea de meta situada en el barrio pucelano de Parquesol.

La fuga llegó a buen puerto y el salmantino del Bathco, Roberto Alonso tuvo mejores piernas para afrontar la subida y se impuso a Samuel Fernández. Por detrás, el portugués Antonio Morgado lo intentó en la última rampa pero un dominador, Iván Romeo, se pegó a su rueda y no permitió que recortase los tres segundos que tenía de margen, por lo que la victoria final recayó en el ciclista vallisoletano.