Vacaciones 2020: 7 días, a costas españolas y en agosto

R.G.R
-

Los vallisoletanos se decantan por hoteles con pensión completa, sin un gasto superior a los 500 euros por persona. También tienen tirón las islas. La mayor parte de las reservas se cierran con posibilidad de anulación sin coste por miedo a rebrotes

Viajeros que se disponen a disfrutar de sus vacaciones. - Foto: D.V.

El inicio de la desescalada y la llegada del verano han ocasionado que muchos vallisoletanos comiencen a pensar en las vacaciones estivales. Las agencias de viajes han comenzado a recibir clientes interesados en hacer sus reservas de cara a los meses de julio y, fundamentalmente, agosto. Los viajes este año serán más cortos que otros años en la inmensa mayoría de los casos y se han suspendido aquellos que estaban previstos en algún país extranjero. La pandemia cambiará incluso la forma de viajar.  
El presidente de la Asociación de Agencias de Viaje de Valladolid, Pablo Parrilla,  destaca que los clientes llegan «muy poco a poco» y que lo hacen para preguntar casi de forma exclusiva por los viajes a las costas españolas, tanto en el norte como en el sur del país. «Levante, Andalucía y el norte, especialmente en Galicia por su situación aventajada con respecto al resto de España en cuanto al virus», destaca. 
Parrilla señala que los precios han registrado «una ligera bajada», especialmente en las ofertas para los viajes programados a primeros de julio. «El gasto medio por persona ronda los 500 euros. En eso estamos más o menos igual, pero sí notamos que hay muchas menos reservas». 
La preferencia de los vallisoletanos este verano será no salir del país. También muchos se han decantado por las islas Canarias o Baleares. «Es lo que más nos piden a nosotros», destaca Jorge González, de Kala Viajes. Afirma que también ha registrado algún viaje para el Caribe, pero son las excepciones, y señala que el cliente tipo para estas vacaciones serán familias con hijos que hacen un viaje de siete días en el mes de agosto, cuando se han concentrado la mayor parte de las reservas. «El gasto medio está en unos 500 euros por persona». 
Algunos clientes se decantan por aprovechar los vuelos que están programados desde Villanubla durante este verano para viajar a las islas. «Algunos nos piden casas con piscina, pero eso no siempre es fácil. Muchos van a hoteles», comenta. 
Carlos López regenta una agencia de Halcón Viajes en la calle 20 de febrero. Destaca que está recibiendo sobre todo clientes cuyos trabajos no se han visto afectados por las crisis de la covid-19. «Muchos son funcionarios o personas que han continuado trabajando de forma normal. Los viajes están entre siete y diez días y a las costas. Tenemos una campaña muy buena para el Caribe en septiembre, pero no se hacen reservas», explica.
Los clientes no se decantan por viajes en el extranjero «debido a la incertidumbre» existente en las fronteras y a la posibilidad de que un nuevo rebrote en un determinado país puede atajar la posibilidad de emprender el viaje de regreso a España. En este sentido, los clientes están apostando de forma mayoritaria por reservar sus viajes con cancelación gratuita. «Prefieren pagar un poco más ahora y asegurar que no van a tener ningún problema si pasa cualquier cosa en el viaje o ellos mismos no pueden acudir», asegura.    
sin viaje de bodas. En Namaste Viajes se encargan de forma fundamental a los viajes al extranjero. «Ya hemos cancelado 33 bodas», destaca su propietario, Juan Carlos Lorenzo. «Nuestros viajes son a África, a Gloenlandia, a Oceanía..., todo eso se ha perdido. Nadie quiere ir a este tipo de sitios con la que está cayendo». No han tenido más remedio que reconvertirse y empezar a comercializar viajes en España. «Tenemos que sobrevivir». 
Juan Olea, desde Claro Viajes, mantiene que los clientes apuestan solo por los hoteles y los apartamentos. «El precio es ligeramente más bajo y también se pueden encontrar buenas ofertas. Para una familia de cuatro miembros el precio más habitual ronda los 2.000 euros más o menos».
Una opinión que también mantienen desde Valladolid Más que Viajes. «Sí estamos disparados ahora con las reservas y la gente viene preguntado solo por la costa, norte o sur. Eso ya cada uno sus preferencias», concluyeron. 

 

La costa española en el sur y en el norte

La mayor parte de las reservas se realiza para viajes con destino a las costas españolas. Los clientes que se decantan por salir al extranjero son prácticamente inexistentes. No hay preferencias por el sur o el norte del país. Los turistas se decantan por hoteles próximos a la playa. Otros optan por un viaje a las islas Baleares o Canarias.  

 

Las reservas no superan los 2.000 euros

Las agencias de viajes ponen de manifiesto que  el gasto de estas vacaciones ronda los 500 euros por persona. Una familia con dos hijos no sobrepasaría los 2.000 euros para este verano. A pesar de las ofertas iniciales para los primeros días del verano, el coste de hoteles y vuelos se ha mantenido estable en comparación con otros años. 

 

Parejas y familias con uno o dos hijos

Las agencias de viajes ponen de manifiesto que las vacaciones con grupos de amigos serán claramente minoritarias este verano. Priman las familias con uno o dos hijos y también las parejas. Aunque, evidentemente, la clientela es variada, este año no serán muy frecuentes los viajes con amigos debido a la pandemia.