'Turismo de confianza', un sello para recuperar el sector

SPC
-

La Consejería pone en macha un distintivo «voluntario y no sancionador» de «implantación inmediata» que se otorgará tras firmar una declaración responsable

Javier Ortega y Estrella Torrecilla presentan el sello de ‘Turismo de confianza’. - Foto: Ical

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega, y la directora general de Turismo, Estrella Torrecilla, presentaron ayer el sello ‘Turismo de confianza’, promovido por la Junta de Castilla y León como alternativa gratuita al marchamo de pago ‘Safe Tourism Certified’ lanzado por el Instituto para la Calidad Turística Española a nivel nacional y que tiene un coste de entre 300 y 800 euros. El objetivo de esta propuesta, señaló Ortega, es «que el turismo de la Comunidad recupere lo antes posible su fortaleza y liderazgo, en las mejores condiciones posibles de seguridad para los viajeros». Hasta el momento otras autonomías como Andalucía, Galicia, la Comunidad Valenciana o Cataluña ya han puesto en marcha sus propios sellos, informa Ical.
De manera voluntaria, podrán solicitar este distintivo hoteles, albergues, campings, alojamientos rurales, restaurantes, agencias de viaje, turismo activo y ecoturismo, guías y oficinas de turismo de la autonomía, siempre que cumplan con el protocolo específico de su actividad, aprobado por la Secretaría de Estado de Turismo en las once guías que ya están disponibles para el sector. 
Entre otras cuestiones, deberán contar con mecanismos de información a la plantilla en la implantación de las medidas marcadas por Sanidad; tendrán que disponer de un compromiso explícito de la dirección de la empresa o entidad en materia de seguridad y confianza turística; y tener un protocolo conocido por todos los trabajadores, para actuar en el caso de que se observen clientes o empleados con sintomatología compatible con la covid-19, siguiendo en todo caso las directrices para la prevención de riesgos laborales y de las autoridades sanitarias.
El sello tendrá tres fases en su implantación. La primera de ellas será la evaluación, que tendrá que ser realizada por el propio establecimiento, firmando una declaración responsable de cumplimiento, que enviará a la Consejería. 
Una vez presentada la declaración responsable, sin más preámbulos se otorgará el sello a aquellos establecimientos que cumplan los requisitos establecidos para el subsector al que pertenecen. En esta fase, se establecerá un sistema por el que el turista se convertirá en ‘validador’ del sello y podrá comunicar sus quejas y sugerencias de forma privada, a través de un sistema de código QR, que conectará con una sencilla encuesta, en la que le preguntarán sobre las medidas más importantes de la protección frente a la enfermedad adoptadas por el establecimiento donde ha pernoctado.
Finalmente, se definirá el sistema de auditoría de modo que aquellos establecimientos que obtengan malas puntuaciones por “cuatro o cinco” clientes, recibirán la visita de un auditor especializado en el reglamento del sello y evaluará la situación para decidir su mantenimiento o retirada.
«El sello no tendrá efecto sancionador, sino que se centra exclusivamente en la promoción, ya que estará presente en todas las campañas que hagamos, como la que comenzará el próximo 20 de junio y que será potente, a nivel nacional, con presencia en las redes sociales, televisión, prensa escrita y radio», explicó Torrecilla. 
El consejero señaló que el distintivo «nace con la covid-19 pero tiene una clara vocación de permanencia», ya que «la situación actual exigía dar un aval extra de confianza al turista o visitante de la Comunidad».