Gobierno y Junta abordan el proceso de desescalada

SPC
-

El encuentro telemático se enmarca en la ronda de contactos del Gobierno con las comunidades para avanzar en asuntos comunes de gestión

Gobierno y Junta abordan el proceso de desescalada

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, abordó hoy con el consejero de la Presidencia de Castilla y León, Ángel Ibáñez, el proceso de desescalada y la situación en la que se encuentra el empleo público en la Comunidad ante la incidencia de la pandemia por la covid-19. Ambas partes mantuvieron un encuentro mediante videoconferencia para avanzar en asuntos comunes de gestión y compartir la experiencia de los últimos meses en materia como gobernanza y empleo público, informa Ical.

Darias recordó que el pasado 4 de mayo se firmó con los sindicatos representados en la Mesa General de Negociación de la Administración General del Estado las medidas para la incorporación presencial progresiva de los empleados públicos en el marco del plan de transición a la normalidad tras la pandemia. Según este acuerdo, las fórmulas de trabajo no presencial seguirán siendo prioritarias, la atención al público será preferentemente telemática, los aforos más reducidos y la atención presencial con cita previa. 

Por su parte, el personal más vulnerable no se incorporará en las primeras fases y el trabajo presencial seguirá las recomendaciones de las autoridades sanitarias, adoptando todas las medidas de prevención y seguridad y garantizando la salud de las empleadas y empleados públicos. Mientras tanto, los distintos territorios también ponen en marcha sus propios planes de desescalada, incluyendo el teletrabajo.

También se hizo referencia a los planes de igualdad en las administraciones estatal y autonómica, ante lo que la ministra recordó que el Gobierno ya trabaja en el tercer plan con el objetivo de eliminar cualquier forma de discriminación en la Administración General del Estado. También se puso sobre la mesa la temporalidad del empleo público ya que la actual situación sanitaria ha impedido en las administraciones el desarrollo de algunos procesos de estabilización previstos y el impulso de planes de mejora en las condiciones de trabajo. 

Castilla y León cuenta con 163.014 empleados públicos, de los que 94.603 (58 por ciento) son de la Comunidad 34.464 (21,14 por ciento) de la Administración Pública Estatal y 33.947 (20,8 por ciento) de las entidades locales. De los 94.603 empleados públicos autonómicos, el 40,2 por ciento trabaja en Sanidad y el 35,9 por ciento en Educación.