Las ventas de Ribera, Rueda y Cigales apuntan a otro récord

R. Gris
-

Las denominaciones se recuperan tras un 2018 con una importante caída de las ventas por la escasez de vino, que dejó mercados desabastecidos. Rueda supera las cifras de 2017 y teme no seguir creciendo

Las ventas de Ribera, Rueda y Cigales apuntan a otro récord

Las denominaciones de origen de la provincia están recuperando el volumen de ventas tras un año 2018 con una importante caída por la escasez de vino que dejó algunos mercados desabastecidos. La entrega de cotraetiquetas por parte de los consejos reguladores está prácticamente en los mismos niveles de 2017, un año de récord. Es más, en el caso de Rueda están incluso por encima de las cifras de ventas de este ejercicio y eso significa que van encaminados a una nueva cota de mercado cuando finalice el año. 
Los datos del primer semestre del año ponen de manifiesto que Ribera del Duero, Rueda y Cigales ya han ‘colocado’ en el mercado al más de 103 millones de botellas de vino, una cifra que supera con creces los datos de 2018 cuando a esas alturas del año se habían comercializado 87 millones de botellas, lo que supone un crecimiento cercano al 20 por ciento. 
Estos datos, a pesar de ser espectaculares, no suponen una gran sorpresa para las denominaciones, ya que a lo largo de todo el año han podido ver cómo las ventas iban creciendo de forma constante y, además, hay que tener en cuenta que la tendencia de los últimas campañas ha sido de continuo crecimiento, especialmente en el caso de Rueda. 
No es menos cierto que el pasado año, las bodegas de las denominaciones no pudieron comercializar todo el vino que quisieron por falta de materia prima. La cosecha de 2017 fue muy escasa debido a la sequía? y algunos mercado tuvieron que permanecer desabastecidos ante la falta de vino. 
Sin embargo, los datos también se aproximan al ejercicio 2017, cuando las denominaciones alcanzaron su récord absoluto de ventas. Este año alcanzaron los 107 millones de botellas, solo un 3,7 por ciento por encima. 
Rueda es la única de las denominaciones que ha vendido incluso más este año. El director general de la DO, Santiago Mora, resaltó la buena salud de la que goza la denominación tras años de continuos crecimientos. «Hace unos cinco o seis años se produjeron siembras de viñedos dentro de la denominación y ahora estamos viendo que este vino se ha absorbido perfectamente en el mercado», indicó. Eso sí, también matizó que desde el consejo están pendientes de la evolución del mercado y de su capacidad para absorber toda la producción. «Hay que continuar haciendo un esfuerzo para que las bodegas puedan continuar con su crecimiento». 
Por su parte, Cigales mantiene prácticamente sus ventas estables de un año para otro, con unas ventas que suelen situarse en cuatro millones anuales.