scorecardresearch

La vacunación reduce ya la mortalidad a un fallecido al día

A. G. Mozo
-

Mayo se despide con 13 muertos en hospitales de Valladolid y otros 18 fuera. Estos 31 decesos son el mejor dato mensual de la pandemia y contrastan con los 59 acumulados el mes anterior o los 274 de noviembre

El viaje de las vacunas. Preparando los viales de vacunas Pfizer en el Centro Cultural Miguel Delibes - Foto: Jose Carlos Castillo

Cuatro de cada diez vallisoletanos ya tienen inoculada al menos una dosis contra el coronavirus. En el caso de los mayores de 60 años, la cifra roza el cien por cien y todos los de más de 70 cuentan ya con las dos dosis, una situación en la que se halla casi el 25% de la población. Y la gran consecuencia de tener a casi uno de cada cuatro vallisoletanos inmunizados es la contención de la mortalidad a cifras que no se han visto en toda la pandemia, porque ninguno de los 14 meses previos había dejado unas cifras tan poco negativas, a una media de ‘solo’ una muerte al día.

Los 31 decesos acumulados en este mayo no se habían dado ni en junio (45), ni en julio (44), ni en agosto (45) que eran hasta ahora los ‘mejores’ meses de una crisis que se ha cobrado ya 1.937 vidas en Valladolid; cerca de un 90% de esos casi dos mil fallecidos tenía más de 70 años.

Las cifras de mortalidad covid  de este mayo, esos 31 fallecidos, son la mitad de los contabilizados el mes pasado (59) y contrastan de manera evidente con los datos mensuales que ha ido dejando este 2021: 84 en marzo, 187 en febrero y 158 en enero. También con los 182 de diciembre, los 274 de noviembre o los 177 de octubre de 2020. Así, se ha pasado de registrar una media de nueve decesos diarios el pasado noviembre a los dos de abril y a ese uno que, décimas arriba o abajo, dejará este esperanzador mes de mayo en la estadística covid que, además, ha visto como esa mejoría se acentuaba en esta parte final.

Esto también hace pensar en un mes de junio todavía más positivo en el que las muertes por covid-19 se conviertan en excepción. Según los datos recabados por El Día de Valladolid, en las últimas dos semanas de mayo, por ejemplo, solo ha habido cinco muertes y todos ellos fuera de los hospitales.

En este sentido, la Junta incluye ahora (desde el 1 de marzo) en sus estadísticas de mortalidad covid a todos aquellos fallecidos con una prueba positiva en los últimos tres meses. En ese contexto, de los 31 óbitos achacados al coronavirus en mayo, 18 se produjeron fuera de un centro hospitalario y los otros 13 se repartieron entre el Clínico (6), el Río Hortega (6) y el Comarcal de Medina del Campo (1).

De los 31 fallecidos en mayo, la mitad eran personas de más de 80 años, mientras que un tercio del total eran septuagenarios. Hubo cuatro muertes en pacientes de 60 a 69 años y dos, de 50 a 59.