El césped, esta semana

Manuel Belver
-

Las obras en el estadio dejan ver ya las nuevas localidades a pie de campo. A mediados de semana comienzan a colocarse los tepes y el verde podría estar listo el viernes

El césped, esta semana

El estadio José Zorrilla llegará en óptimas condiciones al 15 de septiembre, fecha prevista para el primer encuentro del Real Valladolid como local. Al menos esas son las previsiones que maneja el club, que hace unos días hizo públicas unas nuevas imágenes de la obra en el coliseo y que a mediados de esta semana tiene previsto que se comiencen a instalar los tepes del césped. Si se cumplen los plazos previstos, a finales podría estar colocado ya todo el verde, con lo que éste tendría dos semanas para asentarse y presentar la mejor de las imágenes para el estreno del primer equipo ante los suyos: fechado para el domingo, 15 de septiembre, a las 18.30 horas, cuando reciba a Osasuna.    
Las obras, que tenían un presupuesto inicial de unos dos millones de euros, en el coliseo pucelano comenzaron a primeros de junio con la eliminación del césped. A mediados, concretamente el 12 del mismo mes, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento concedió al club la licencia para comenzar las obras de eliminación del foso que rodea el césped así como para la prolongación de las gradas y la modificación del terreno de juego, algo que arrancó esa misma semana.
Desde entonces, el trasiego de maquinaria y de trabajadores en los alrededores del José Zorrilla ha sido constante. Todo para eliminar el foso, el último de un gran club de Primera, bajar el nivel del césped unos 80 centímetros y ampliar el aforo del estadio con tres nuevas filas de localidades, para ganar 1.594 asientos en una nueva Grada que lleva el nombre de Grada Foso. Además de esa ampliación en el aforo, el club anunció la incorporación de los banquillos en la grada -justo nada más salir del túnel- y la creación de unas localidades VIP detrás de esos banquillos.
A primeros de julio, el club hizo públicas unas imágenes en las que ya se podían apreciar esas tres filas de localidades asomando a ras de césped. Mientras el club estuvo en Estados Unidos, las obras avanzaron a buen ritmo, acabando de eliminar del todo el foso, bajando el nivel del terreno de juego.
El último paso es colocar dos tipos de arena, una un poco más rojiza y otra más blanca, sobre la que se van a asentar los tepes del césped. Precisamente sobre el verde, el club ya anunció en su día que se iban «a implementar nuevas tecnologías, sistemas de recuperación de agua, sistemas de drenaje... un césped de primera calidad mundial».
Esta semana será el momento de empezar a ver el verde, aunque los banquillos sólo estén esbozados. «Las obras van muy bien», señalan desde el club cuando se pregunta por las mismas.
La reforma que está terminando de acometer el Real Valladolid en su estadio dejará algunas cosas pendientes para el futuro, como la calefacción en el césped y la sustitución de la actual iluminación.
En el primer apartado, se colocará ya una preinstalación por debajo del verde para una futura puesta en marcha de la calefacción. En cuanto al segundo se pedirá una moratoria a LaLiga para poder acometer el cambio en la iluminación más adelante, confirmaron desde el club el día de la presentación de las principales obras.

TASACIÓN

Por otro lado, después de las declaraciones del presidente, Ronaldo Nazário, sobre la tasación realizada por el Ayuntamiento sobre el estadio José Zorrilla, que fue de 12,9 millones, en las que aseguraba que estaba sobrevalorada, esta misma semana, el nuevo consejero delegado, Matthieu Fenaert, y el director de Presidencia, David Espinar, se reunieron con el concejal Alberto Bustos y el gerente de la FMD Borja Lara, para tratar este asunto, que está aún en estudio; y avanzar en la futura petición de la cesión de los terrenos de Pinar de Jalón.