Abogados y Fiscalía crean un sistema online para acuerdos

D.V.
-

El nuevo protocolo firmado entre el Colegio de Abogados de Valladolid y la Fiscalía Provincial acota, además, los tiempos y amplía el horario de atención para agilizar la justicia

Javier Garicano y Soledad Martín Nájera rubrican el acuerdo en la sede de la Fiscalía de Valladolid. - Foto: D.V.

El Colegio de Abogados de Valladolid (ICAVA) y la Fiscalía de Valladolid han modernizado el protocolo de conformidad con el objetivo de agilizar los acuerdos, para lo que han creado un sistema para celebrar las conformidades evitando reunir a las partes de forma presencial. Ambas instituciones han creado un sistema de comunicaciones que posibilita reuniones con abogados y acusados que no residan en la provincia, que se encuentren en prisión o que por cualquier otra circunstancia soliciten recurrir al método telemático.
El decano del ICAVA, Javier Garicano, y la fiscal jefe de Valladolid, Soledad Martín Nájera, firmaron esta mañana el protocolo que abre la puerta a que ante un acuerdo con la Fiscalía se pueda dictar sentencia y, así, evitar juicios con testigos y peritos que resultan tan complicados de celebrarse durante esta crisis sanitaria.
Para agilizar los tiempos, la Fiscalía de Valladolid ha ampliado el horario de atención y acotado los plazos de presentación. “Lo importante es sumar fuerzas para procurar que el atasco de la justicia sea lo menor posible y que, con plenas garantías, ayudemos al justiciable a solucionar su asunto. Faltan medios telemáticos y materiales, pero con la buena voluntad y el trabajo de las dos instituciones vamos a lograr acelerarlo al menos un poco más”, asegura el decano del ICAVA en un comunicado recogido por Ical.
El nuevo escenario provocado por la pandemia y el volumen que han adquirido los acuerdos de conformidad, casi 300 al año en Valladolid, imponen la reorganización del protocolo. Así, el fiscal responsable del servicio será el encargado de plantear al letrado las distintas opciones en función del momento procesal y las reuniones siempre se celebrarán con cita previa.
“Era imprescindible para evitar que las restricciones cerraran las puertas de la fiscalía que siempre han estado abiertas de par en par a los ciudadanos y a los letrados, evitando en la medida de lo posible y en beneficio de todos, que esos acuerdos se alcancen en el momento de la vista”, explica la fiscal jefe en la nota recogida por Ical.