El 62% de los contagiados habría pasado el virus sin saberlo

A.G.M.
-

Sanidad estima que serían 31.172 los vallisoletanos que pueden haber pasado ya el coronavirus. La primera oleada del estudio de seroprevalencia del Ministerio desvela que hay un 6% de la población provincial que habría desarrollado anticuerpos

Test de anticuerpos, mediante muestra de sangre. - Foto: Efe

El estudio de seroprevalencia del coronavirus impulsado desde el Ministerio de Sanidad, el llamado ENECovid19, deja una radiografía en el caso de Valladolid que habla de un seis por ciento de inmunes o personas que han desarrollado anticuerpos, lo que se traduciría en que habría casi 32.000 personas que tienen o han tenido el virus, de modo que un 62% de ellos no habrían presentado síntomas o fueron unos tan leves que no les llevaron ni a llamar al teléfono de atención de Sacyl.
El análisis de los datos de este estudio desvelaría, por tanto, una cifra de 31.172 afectados en esta provincia, pese a que los números oficiales hablan únicamente de 4.101 pacientes con prueba PCR confirmatoria y de una bolsa de menos de 12.000 afectados bajo control médico en el sistema de Medora, de Atención Primaria; es decir que casi dos de cada tres contagiados ni siquiera se habría enterado del paso de la covid-19 por su cuerpo, tal como explicó la consejera de Sanidad. Casado se refirió a ello como la morbilidad no expresada y que se traduce, en efecto, en que habría un elevado número de personas que cursaron el virus de forma asintomática o de manera leve sin comunicarlo a los servicios sanitarios.
En el caso de Castilla y León, esa morbilidad no expresada sería del 58%. La Comunidad ofrece un dato de seroprevalencia del 7,2 por ciento, algo más elevado que el 6% de Valladolid pero ambos por encima del 5% nacional. 
En este sentido, la región tendría una cifra de contagios de algo más de 172.000 personas, a pesar de que solo hay 18.173 con prueba PCRpositiva y 63.599 controlados en los registros de Medora, de Atención Primaria. En Ávila, se calcula una cifra de infectados de 10.877 personas; en Burgos, 18.919; en León, 32.200; en Palencia, 10.303; en Salamanca, 26.079; en Segovia, 19.294; en Soria, 12.586; y en Zamora, 10.180 (y los 31.172 de Valladolid).
Verónica Casado destacó que el ENECovid19 «arroja luz» para la lucha contra la pandemia y, en esa línea, tanto ella como el portavoz y vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, defendieron que se hayan difundido los primeros datos, a pesar de que aún falten otras dos oleadas. Detallaron que les va a permitir dar mejor todos los pasos de la ‘desescalada’, ya que, recordaron que, en ningún territorio, la tasa de inmunidad se sitúa en esa franja del 60 o 70 por ciento, con la que se puede ya considerar que la población está protegida. 
Igea, miembro del comité de expertos para la ‘desescalada’, también explicó que gracias a ese estudio van a poder «modular» la estrategia. «Vamos a seguir a los números», argumentó durante la rueda de prensa de este jueves y, en declaraciones recogidas por Ical, añadió que se procederá a la apertura de más zonas cuando estén seguros de que los hospitales pueden responder si se produce un rebrote. De hecho, el portavoz de la Junta comparó este proceso con el de un globo inflado, que se va desinflando «poco a poco», para que «no se vaya de las manos y no explote». «Es la manera racional», apostilló, antes de avanzar que la Comunidad «copiará» las mejores estrategias y garantizó que se van a seguir los números.