PP y CS aceptarán las enmiendas del PSOE a los aforamientos

SPC
-

Raúl de la Hoz afirma que "más en bandeja no se lo pueden poner" y Virginia Barcones mantiene que el "blindaje" de los servicios es "irrenunciable"

Raúl de la Hoz. - Foto: Ical

Los grupos Popular y de Ciudadanos están dispuestos a asumir las enmiendas presentadas por la oposición socialista a su propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía para suprimir todos los aforamientos políticos en Castilla y León a cambio de que se ésta apoye el texto que se tramita en la Cámara, pero el PSCyL mantiene que el “blindaje” de los servicios públicos es “irrenunciable” y que sin ello no habrá revisión de la “constitución autonómica”.

El plazo de presentación de enmiendas a la proposición de ley de reforma del Estatuto de Autonomía para suprimir los aforamientos en Castilla y León, firmada por PP y Ciudadanos, se cerró hoy con cuatro enmiendas registradas por el Grupo Socialista, que no se ciñen únicamente a ese privilegio sino que incluyen el derecho al acceso a la renta garantizada de ciudadanía y que los presupuestos de cada ejercicio fijen un mínimo de inversión social de al menos el 12 por ciento del PIB de la Comunidad.

El portavoz del Grupo Popular, Raúl de la Hoz, explicó en declaraciones a Ical que han renunciado a presentar enmiendas -tienen una técnica para equiparar el texto inicial de los miembros de la Junta a los procuradores, que retirarán si el PSCyL vota a favor- para aceptar las socialistas, que de esa manera “no tendría excusa para no votar a favor”.

Sin el voto a favorable del PSCyL la reforma no saldría adelante ya que se necesitan dos tercios que no suman el PP (29 escaños) y Ciudadanos (12) y quedaría bloqueada durante un año, periodo en el que no se podría plantear otra. De la Hoz precisó que las cuatro enmiendas se quedarán en dos, porque la mitad de ellas serán “inadmisibles al no formar parte de la reforma”, cuyo texto es la supresión del artículo relativo a los aforamientos.

En ese escenario de dos enmiendas sobre los aforamientos asumidas, el portavoz popular argumentó que no habría “razón, ni marco, ni justificación” para que los socialistas votaran en contra, lo que entendería como que no quieren la supresión de los aforamientos y su postura sería la misma que mantienen a nivel nacional.

“No hay reforma sin blindar un suelo social, sin garantizar los derechos de los ciudadanos y los servicios”, advirtió Barcones, que recordó que es la posición que siempre han mantenido y subrayí la “complejidad” de una reforma, por lo que estimó que “no es serio” la oferta del PP de cerrar ahora los aforamientos y sentarse para iniciar el trabajo de otra “más profunda”.

La viceportavoz socialista recalcó que el “blindaje” de los servicios públicos es “irrenunciable” para ellos y no habrá reforma, a la vez que avisó a PP y Cs de que serán los “únicos culpables” de que la revisión se bloquee durante un año por su “empeño en seguir adelante” cuando no tienen los votos suficientes y, a pesar de ello, registraron su iniciativa sin consenso.

Sin inmunidad

El acuerdo para el Gobierno de Castilla y León, suscrito el pasado mes de julio por Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea, recoge en su apartado segundo de regeneración política e institucional que impulsarán la reforma urgente de los artículos 22 y 29 del Estatuto de Autonomía con el fin de suprimir los aforamientos tanto de los procuradores como de los miembros de la Junta.

En cumplimiento de ese mandato, los portavoces de PP, Raúl de la Hoz, y de Cs, Ana Carlota Amigo, registraron a finales de julio la proposición de ley conjunta. El Grupo Socialista, que acusó a ambos de romper el consenso institucional, también presentó la suya, pero no siguió adelante al no ser tomada en consideración por ambos socios parlamentarios.

La oposición socialista está a favor de eliminar los “privilegios” de los procuradores y miembros de la Junta, pero en su totalidad, y que no se mantenga que solo puedan ser detenidos en caso de flagrante delito. PP y Cs, en aras al acuerdo, están dispuestos a aceptar que no exista inmunidad.