Camino cuesta arriba hacia la Diputación

R.G.R
-

Aunque alcaldes del PP recogen avales a favor de Jesús Julio Carnero, Génova no lo facilita y Ciudadanos le veta. Mientras, críticos del PSOE tratan de poner obstáculos a Teresa López

Camino cuesta arriba hacia la Diputación - Foto: J.T.

Situaciones complicadas en los dos principales partidos que compondrán la Diputación de Valladolid. Las luchas internas en el PP y el PSOE dejan en el aire la composición de la corporación provincial y pueden abrir brechas importantes en ambas formaciones. La batalla interna para que tanto el presidente de los ‘populares’, Jesús Julio Carnero, como la secretaria general del PSOE, Teresa López, se consoliden en la Diputación comenzó días después de las elecciones y aún hoy tiene un resultado incierto, ya que ambos podrían quedase sin plaza en el Palacio de Pimentel. En el caso de Carnero, la presión es doble, porque a la interna se sumó el jueves la exigencia de Ciudadanos al PP para que lo aparte de esta carrera. Es una de las condiciones que la formación que lidera en Castilla y León Francisco Igea ha puesto sobre la mesa para avanzar en las negociaciones para que Alfonso Fernández Mañueco pueda mantener para el PP el Gobierno de la Junta.
Hasta el jueves, los movimientos en ambos partidos eran parejos aunque con particularidades. Por un lado, los ‘populares’ han recogido avales de alcaldes y concejales a favor de Carnero para ser diputado provincial ante el temor de que Génova designe otro candidato durante los próximos días. Mientras, en el PSOE son alcaldes y concejales ‘críticos’ con la política que ha llevado a cabo López durante el mandato que está a punto de terminar los que se han puesto manos a la obra para recoger los ‘apoyos’ de los concejales para desbancar a López en su pretensión de encabezar el Grupo Socialista como portavoz en la institución provincial. 
Los movimientos en el PP arrancaron los días siguientes de las Elecciones Municipales y Autonómicas del pasado 26 de mayo. Desde ese mismo momento, varios concejales y alcaldes comenzaron un proceso de recogida de avales de los ediles electos con el objetivo de sopesar el apoyo con el que contaba el presidente provincial. Este movimiento ha llegado motivado por la decisión de Génova de no designar a ningún candidato a Diputación hasta el momento. Esta decisión ha dejado en el aire la designación de Carnero como candidato a la Presidencia de la institución. 
El apoyo que ha encontrado el actual presidente tanto de la Diputación como del partido en Valladolid es mayoritario y la mayor parte de los más de 700 concejales ‘populares’ surgidos de las urnas el pasado día 26 le han proporcionado su apoyo. Es un movimiento que ya se ha realizado otros mandatos de forma genérica en la provincia en apoyo del presidente. 
el PSOE. El caso de Teresa López es diferente. En su caso, se trata de concejales críticos con su gestión durante estos últimos cuatro años los que no están conformes con que la todavía alcaldesa en  funciones de Medina encabece de nuevo el Grupo Socialista en la Diputación como portavoz. Fuentes del partido consultadas por este periódico, llevan varios días tratando de obtener avales de concejales electos del  Partido Judicial de Medina del Campo. Este movimiento, que la dirección del partido no reconoce como tal y que limitaría a una acción en la que estarían implicados muy pocos concejales, podría contar con el apoyo ya de en torno a 45 de los más de 78 ediles que el PSOE ha obtenido en esta zona. Sin embargo, de ser  tan numerosa como apuntan las fuentes podría suponer que al menos dos de los tres diputados provinciales ganados por los socialistas en esta zona terminasen siendo del sector ‘crítico’ al contar con más avales. En este caso, los apoyos pueden tener como destinataria la alcaldesa de Hornillos de Eresma, Coral López. En un principio, los concejales de dos pueblos socialistas en la zona que aún no han manifestado su  intención de moverse con uno u otro bando (cuentan con 12 votos entre los dos) podrían ser determinantes. 
La secretaria general habría decidido que los tres ediles que se convertirían en diputados serían ella misma, el alcalde de Alaejos, Carlos Mangas, y el regidor de Bobadilla del Campo, Francisco Pastor. Una elección cuestionada por los críticos, pero que no se descarta que prospere si la iniciativa de este grupo descarrila antes del día de la elección interna en el PSOE. En un principio, se podría dar la situación de que el Partido Judicial de Medina no fuera el único donde se recogieran firmas en contra de la lista oficial, ya que existe «un malestar enorme» por parte de algunos alcaldes por estos cuatro años.
El descontento existe tanto en el Partido Judicial de  Valladolid como en el de Medina de Rioseco. Estos alcaldes, que prefieren mantenerse en el anonimato por el momento, indican que con los resultados obtenidos por el PSOE en la provincia López no merece ser portavoz en la Diputación. La propia secretaria perdió Medina.