El virus sigue imparable con 6.361 contagios desde el viernes

Agencias
-

Los rebrotes sitúan a Aragón a la cabeza de los nuevos positivos, mientras Cataluña supera por primera vez en la pandemia a la Comunidad de Madrid como el territorio con más casos totales

El virus sigue imparable con 6.361 contagios desde el viernes - Foto: Nacho Doce

Después de dos días sin publicar datos oficiales, las cifras sobre la expansión del coronavirus no son buenas. La pandemia sigue campando a sus anchas por todo el territorio nacional y, aunque desde el Gobierno insistieron ayer en que no estamos en una «segunda oleada» de la COVID-19, los Ejecutivos autonómicos alertaron de que la situación en sus regiones es similar a la de marzo, cuando la crisis sanitaria obligó a Moncloa a decretar el estado de alarma para, a través del confinamiento de la población y la paralización casi total de la economía, intentar frenar los contagios del SARS-CoV-2. 
El Ministerio de Sanidad comunicó 6.361 nuevos contagios detectados desde el pasado viernes, cuando notificó su último informe sobre la evolución de la enfermedad. Así, en la actualidad hay 361 brotes activos, con 4.100 casos asociados, con una media de edad de los afectados cada vez menor.
De los nuevos positivos, 855 se han registrado en las últimas 24 horas, una cifra que quintuplica a la de hace 14 días. Además, de ellos, 474 corresponden a Aragón, la autonomía más castigada por los rebrotes. De hecho, los positivos de esta comunidad sumados a los de Cataluña representan alrededor del 60 por ciento de los nuevos contagios. Precisamente, Cataluña superó a Madrid en el total de enfermos diagnosticados desde el inicio de la pandemia, algo que no había sucedido hasta ahora. Según los datos oficiales de Sanidad (que, de nuevo, no concordaron con los ofrecidos por la Generalitat), con 71 positivos de las últimas horas, la comunidad mediterránea alcanzó los 75.613 positivos registrados por los 74.700 de la región central. En cuanto al número de muertes, Madrid sigue siendo, con una amplia diferencia, la que más vidas se ha dejado por el camino, con 8.451 fallecidos por coronavirus en total. Cataluña, por su parte, ha registrado un total de 5.680 decesos desde que comenzó la crisis sanitaria. 
A pesar de estas cifras, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, subrayó que no cree que estemos ante una segunda oleada de la pandemia, que en todo caso no sería homogénea en todo el país, y reiteró que en la mayor parte de España no existe riesgo de que la situación se descontrole. A su juicio, lo que caracteriza ahora a la epidemia es que se están detectando «muchos» más casos, porque se han aumentado el número de pruebas PCR realizadas, gracias a lo cual se sabe que el virus sigue circulando. 
«Hay rebrotes porque tiene que haberlos»Así de contundente fue la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo sobre esta cuestión. En este sentido, insistió en que la mayoría de los nuevos casos son asintomáticos, que son «más complicados» de controlar. Pero, a pesar del gran aumento de positivos, la socialista enfatizó que el sistema sanitario «no va a colapsar» de nuevo, como en los peores momentos de la pandemia de COVID-19, ya que, a su juicio, España está ahora mejor preparada.

 

Nuevas restricciones

A pesar de estas llamadas a la tranquilidad, los gobiernos autonómicos de Cataluña y Murcia dejaron abierto que se pueda ordenar nuevos confinamientos de la población para frenar los rebrotes de. En este sentido, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, alertó de que «estamos ante una situación demasiado crítica como para no darle importancia», apelando sobre todo a los jóvenes ante los, según él, 10 días más importantes del verano para tratar de frenar la enfermedad.
Por su parte, Andalucía, que registra 35 brotes activos de coronavirus, de los que 28 están en fase de investigación y siete en fase de control, prohibió ayer el botellón tras declarar esta actividad como «insalubre, nociva y peligrosa».

 

Controvertido Simón 

El aumento de los contagios va en paralelo al incremento de la preocupación por la situación del turismo tras la cuarentena de 14 días impuesta por las autoridades británicas a todos los viajeros que lleguen a ese país procedentes de España. Una medida que fue aplaudida por Fernando Simón, en unas declaraciones que desatarán la polémica. Y es que el epidemiólogo agradeció a Bélgica y el Reino Unido que desincentiven los viajes a España, ya que, en su opinión, así se reduce el riesgo de casos de coronavirus importados.