El Quesos ya tiene su tercera Copa Ibérica

D.V.
-
El Quesos ya tiene su tercera Copa Ibérica - Foto: J.C.R. (VRAC)

El VRAC se impone por 34-25 a los portugueses de Os Belenenses

La Copa Ibérica se queda en Valladolid…y en las vitrinas del VRAC Quesos Entrepinares. El equipo azulón sigue desbloqueando retos y si hace un año en Lisboa conseguía su primera Ibérica lejos de tierras españolas, en esta ocasión logró por primera vez repetir triunfo de forma consecutiva en la competición peninsular. El Quesos cierra 2018 como campeón de la Liga española, campeón de la Copa del Rey y también campeón de la Copa Ibérica.
Con 27 puntos apenas superado el minuto 20 del partido, el que llegó con retraso a Pepe Rojo se perdió ensayos, transformaciones entre palos…y muchas cosas más. Las defensas brillaron por su ausencia en los primeros compases del encuentro, con un VRAC que encontró huecos con mucha facilidad y tiró de clase y velocidad para hacer daño a los portugueses y con Belenenses sacando rédito a la primera melé y esperando el error de los locales, informa www.vracrugby.com.
El ataque inaugural de Belenenses fue respondido por un VRAC que aprovechó un castigo por medio de Gareth Griffiths (3-0). El británico estuvo infalible durante los poco más de 25 minutos que aguantó sobre el césped. Llegaba entre algodones y aguantó lo que pudo. Al acertado puntapié que estrenó el electrónico de Pepe Rojo le dio continuidad un ensayo de John Wesell-Bell tras una gran acción de Greg Dyer. Gas no falló para el 10-0 De ahí se pasó al primer cara a cara entre las delanteras, del cual Belenenses obtuvo un castigo que supuso su primeros puntos (10-3). Pero sin tiempo para celebrarlo, el VRAC volvió a pisar veintidós rival con suma facilidad y Dyer, enchufado, ensayó. Griffiths estuvo de nuevo certero y el marcador se disparó a un rotundo 17-3. Pero si el partido parecía encarrilado, Belenenses lo agitó gracias a un claro fallo del VRAC, que perdió un balón en mal momento y mala zona. Ensayó Rodrigo Marta y lo pasó Manuel Marta (17-10). Pero antes del descanso todavía pasarían muchas cosas, incluidas las inoportunas lesiones de Griffiths y Chris Eaton, obligados a retirarse del partido.
Sabedor de que con buen juego y velocidad podía encauzar el duelo, el Quesos volvió a la carga y con una buena jugada de derecha a izquierda, Nathan Paila posó sobre zona de marca dejando el 22-10. Pero los portugueses no se rindieron. Primero volvieron a sumar con un castigo que pasó Manuel Marta (22-13) y, de inmediato, exigieron un intenso trabajo defensivo al VRAC a minutos de llegar al descanso. El Entrepinares respondió, pero se percató de cuál sería el guion que buscaría Belenenses durante el segundo tiempo.
Así que para evitar problemas, el Quesos permitió lo justo al equipo visitante y esperó su momento. Llegó en el minuto 48, cuando tras una melé en campo contrario Greg Dyer irrumpió con fuerza en veintidós y ya nadie le pudo parar. Él mismo aumentó todavía más la ventaja con el pie (29-13). El partido entró en una fase de alternativas que beneficiaba al VRAC, ya que el tiempo pasaba con una importante diferencia en el marcador que recortó Azevedo a menos de 10 del final para darle un poco de emoción.  (29-18). El VRAC contemporizo, contextualizó y celebró casi como una victoria el ensayo de Guillermo Mateu (34-18) que prácticamente aseguraba el triunfo pese a que entre Freudhental y Manuel Marta maquillarían el marcador para un resultado final de 34-25.