Siete de cada diez alumnos de Ingeniería son hombres

Óscar Fraile
-

En algunas titulaciones de la Universidad de Valladolid, como Ingeniería Informática, el volumen de varones supera el 90 por ciento dentro de una realidad que apenas ha cambiado en los últimos años

Siete de cada diez alumnos de Ingeniería son hombres

En el curso 2018/19 se matricularon en la Universidad de Valladolid (UVa) 18.650 personas, de las cuales 10.439 eran mujeres, es decir, un 56 por ciento. Pese a esta mayoría, hay titulaciones donde tres de cada cuatro sillas siguen ocupadas por hombres, algo que se repite de forma insistente en las ingenierías. Una desequilibrio que, evidentemente, se perpetúa después en el ámbito laboral. 
Según los datos que maneja la propia UVa, hay carreras donde esta diferencia es especialmente notable. La titulación que se lleva la palma es el Grado en Ingeniería Informática, que se imparte en el Campus de Soria. De los 435 alumnos, 401 son hombres, es decir, un 92 por ciento. Muy similar es lo que pasa, por ejemplo, en Ingeniería Mecánica (87 por ciento de hombres), Ingeniería Eléctrica (85 por ciento) y en Ingeniería Agraría y Energética (83 por ciento). Si se tienen en cuenta exclusivamente las ingenierías y carreras técnicas, el porcentaje global de varones es del 70 por ciento.
Esta situación contrasta con la de otras carreras donde la presencia femenina ha sido tradicionalmente mayoritaria. La diferencia es abrumadora en el Grado de Educación Infantil, con un 95 por ciento de mujeres en el Campus de Segovia, un 94 por ciento en el de Valladolid, un 91 por ciento en el de Palencia y un 86 por ciento en el de Soria. Una situación que se repite en otras carreras, como Enfermería y Educación Social. Por lo general, ellas también son mayoría en los diferentes estudios que ofrece la Facultad de Filosofía y Letras.
Programas como Stem Talent Girl buscan dar pequeños pasos adelante para que esta realidad cambie. Pero no es fácil. El progreso es muy lento, como demuestra el hecho de que hace cuatro cursos el porcentaje de hombres en las ingenierías de la UVa era del 71 por ciento, solo un punto por debajo del curso 18/19.
Además, la UVa también ha dado pasos en este sentido, con la firma en el año 2017 de un acuerdo de colaboración con la Real Academia de Ingeniería para fomentar las vocaciones en los estudios STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) e incentivar el acceso de la mujer a estos empleos.
Algunas empresas con una plantilla tradicionalmente masculinizada también han decidido dar un paso adelante. Por ejemplo, Michelin ha trazado una hoja de ruta para que el año que viene el volumen de trabajadoras llegue al 20 por ciento, frente al cerca del 17 por ciento actual y el 10 por ciento del año 2010, si bien es cierto que en fábricas de este tipo la presencia de mujeres es superior en los puestos técnicos que en los talleres y cadenas de producción.