Airef pide una subasta nacional de medicamentos para ahorrar

SPC
-

El consejero de Sanidad ve «razonable» que la Autoridad pida que las comunidades tengan más peso para fijar los precios de las medicinas

Una farmacéutica elige medicamentos en el interior de una botica de la Comunidad - Foto: Jesús J. Matías

Extender el modelo andaluz de subasta de fármacos a nivel estatal con el consiguiente ahorro para el Sistema Nacional de Salud, obligando a los laboratorios a acudir a una subasta  para vender sus principios activos en las farmacias en exclusiva a cambio de una contraprestación para el erario público. Esta fue la recomendación lanzada ayer por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que reconoce que necesitaría algunos cambios, y que, según sus estimaciones, supondría una reducción del gasto cercano a los 1.000 millones de euros entre 2020-2022 si se aplicara de forma extensiva en todas las comunidades autónomas y con una introducción no progresiva. En su segundo estudio de proceso de revisión del gasto, conocido como Spending Review, la Airef considera que el sistema andaluz para la selección de fármacos es «más eficiente» que el modelo actual en el conjunto del Estado, y justifica que el Servicio Andaluz de Salud ha ahorrado 560 millones de euros entre 2012 y 2017, lo que supone un 5,6 por ciento de los 10.020 millones de euros reportados por el SAS en ese período. 
Un modelo de subasta que el consejero de Sanidad,AntonioSáez Aguado, consideró «lógico» y defendió que las autonomías tengan más participación en la comisión interministerial, puesto que son ellas las que gestionan «esa prestación». «Es lógico que tengamos más influencia en la comisión interministerial, ya que somos las autonomías las que tenemos que asumir esa financiación y gestionamos la prestación», señaló en un acto celebrado enValladolid. 
Así, Sáez se mostró a favor de que las comunidades tengan «más peso» en la Comisión Interministerial de Precios a la hora de decidir qué medicamentos financia el sistema público, así como en la fijación de los precios. 
Otras conclusiones

Según los análisis de la Airef, el modelo de subastas no ha producido mayores problemas de falta de suministro de medicamentos. «Solo el 1,27% de los medicamentos con problemas están seleccionados mediante subastas: de un total de 600 fármacos, solo 8», determinan, y añaden que no hay diferencia entre las faltas de medicinas dentro de las subastas que sujetos al modelo convencional. 
Los antiguamente conocidos como ‘halcones del déficit’ también argumentan que este sistema de adjudicación tiene un impacto sobre los beneficios de las farmacias pero solo entre aquellas que más facturan. «No ha habido más porcentaje de cierres de farmacias en Andalucía que en otras zonas. Ha habido impacto sobre las farmacias grandes, no en las pequeñas», aseguraron. 
Al respecto,  el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos aseguró que el modelo de subasta de medicamentos «puede generar graves perjuicios en la salud de los ciudadanos». En concreto, el presidente de los farmacéuticos, Jesús Aguilar, avisara que provocaría «falta de equidad, aumento del riesgo de desabastecimiento y perjuicio en la adherencia a los tratamientos de los pacientes», según informa Europa Press.