La Liga sigue a pesar del VAR

M.B
-
La Liga sigue a pesar del VAR - Foto: NACHO GALLEGO

El Real Valladolid visita este domingo, a partir de las 18.30 horas, al Levante en el inicio de la segunda vuelta. Los errores arbitrales siguen trayendo cola

La Liga sigue. A pesar del VAR, de sus aciertos y errores -de las explicaciones del martes por la mañana y de los nuevos fallos del mismo martes por la tarde-. La Liga sigue. A pesar de las quejas de Sergio González en la sala de prensa tras el partido ante el Valencia, tras el del Getafe... o del tuit del presidente, Ronaldo: «El VAR está para corregir errores pero no los elimina todos». La Liga sigue y el Real Valladolid quiere abstraerse de todo lo que rodea al árbitro asistente de video y centrarse en el verde, en lo que sí está en su mano. 
Con esa consigna saltarán este domingo sus futbolistas al césped del Ciudad de Valencia. Allí, a partir de las 18.30 horas, le esperará el Levante en el inicio de la segunda vuelta.
Los blanquivioleta han llegado al ecuador de la competición fuera de los puestos de descenso, en lo que es su principal objetivo. Lo han hecho gracias a su fortaleza como visitante, sumando 14 de los 22 puntos lejos del José Zorrilla. Y quieren mantener este idilio en Valencia.
Al término de la primera vuelta, el conjunto de Sergio González es el cuarto mejor equipo visitante, solo superado por el Barcelona, la Real Sociedad y el Getafe, con los mismos puntos que el Real Madrid.
En casa, en el José Zorrilla, tiene deberes. Solo el Huesca y el Villarreal, los dos últimos, han sumado menos. Y ahí está la clave de la permanencia.
Pero esa guerra comenzará la próxima semana. En ésta toca ponerse la camiseta de visitante.
Sergio González tendrá, por primera vez en lo que va de temporada, que hacer varias variaciones en su once inicial. Dos obligadas por sanción. Ante el Levante no estarán ni el lateral izquierdo Nacho, titular indiscutible en lo que va de Liga; ni uno de sus faros en el centro del campo, Alcaraz. Ambos acumulan cinco amarillas y no podrán ser de la partida. Lo lógico es que por el primero salga Moi y por el segundo Míchel. Aunque quizá haya más rotaciones. Moi lo ha hecho bien en Copa, pero el hecho de tener enfrente a Morales puede invitar a un cambio más -Moyano en el lateral izquierdo y Antoñito en el derecho-. Por Alcaraz entrará Míchel. Pero el técnico reservó también el martes en la Copa a Borja, con lo que la dupla en el centro del campo parece que será la formada por el gallego y el valenciano.
El resto parece que serán los mismos que empataron el pasado sábado en Mestalla.
Enfrente estará un Levante que, pese a parecer que está realizando una gran temporada, solo está un punto por encima de los pucelanos en la 12ª posición. De hecho, la igualdad en cuanto a números es la principal característica esta temporada de LaLiga Santander, ya que del Rayo Vallecano, primer equipo en puestos de descenso, al Betis, séptimo, solo hay siete puntos de distancia -al menos había al comienzo de la 20ª jornada de la competición-.
Por eso, el Levante, que cedió en la última jornada con polémica en el Metropolitano ante el Atlético y anda con los líos de la Copa y las alineaciones indebidas, solo tiene ese punto más en la clasificación.
José Luis Morales y Roger son sus principales referencias en ataque. El capitán, conocido como ‘El Comandante’ acumula 6 dianas -el año pasado hizo 10- y es un ejemplo para los granotas. El delantero, ex del Real Valladolid en dos etapas, lleva ya 8, ha olvidado sus lesiones y quiere ser el punta que todo el mundo pensaba cuando vino a Zorrilla y que refrendó hace dos campañas en Segunda, ya con el cuadro del Levante, con 22 dianas.
La Liga sigue. Para el Real Valladolid y para el Levante. Los dos perjudicados por el VAR en la última jornada, los dos quejándose por ello -el cuadro de Valencia con una nota oficial-. Pero la Liga sigue. Y los puntos se hacen cada vez más necesarios. Los de abajo aprietan y se comprime una clasificación que invita a pensar que con 42 puntos este año no habrá salvación.
La Liga sigue y el Pucela quiere mantenerse fuera de los puestos peligrosos... una semana más.