Sube el IBI pero los servicios básicos mantienen sus precios

M.Rodríguez
-

La actualización de los valores catastrales en la capital provocará un incremento del 3% en el próximo recibo

Sube el IBI pero los servicios básicos mantienen sus precios

La cuesta de enero será este año más liviana porque la mayoría de los impuestos y tasas municipales de la capital siguen congeladas y los precios de los servicios básicos como luz, agua o gas se mantienen e incluso bajan. Una situación de alivio después de años de subidas continuadas, aunque los sustos para el bolsillo llegarán con el recibo del teléfono, el billete de tren, el peaje de las autopistas y el más inmediato, el incremento del precio de los combustibles.
El presupuesto anual de una familia vallisoletana se beneficiará de un descenso medio, que los expertos, cifran en el 2 por ciento del recibo del gas natural. Más difícil será calcular el recibo de la luz porque el año comienza con cambios importantes en la tarifa. De hecho, las organizaciones de consumidores advierten de que las diferencias de precio entre unas tarifas y otras pueden suponer ahorros en los recibos de más de 60 euros al año.
Las partidas familiares dedicadas al recibo del agua, el transporte público urbano o la ORA podrán ser similares a las de este año. Lo mismo sucede en la previsión para el pago de impuestos y tasas municipales, aunque habrá una excepción: el recibo del IBI se incrementará un 3 por ciento por la actualización de los valores catastrales, que llevaban más de 20 años sin actualizar. Esto reportará unos ingresos extras de dos millones en el impuesto que más ingresos  genera al Ayuntamiento.


Subidas. Una de las subidas de precio más inmediatas será la de los combustibles. En los primeros días del año estará marcada por las fluctuaciones del mercado, pero el incremento será mayor si el nuevo Gobierno decide aplicar la fiscalizad verde anunciada en campaña. Las cifras que se avanzaron anuncia que el nuevo tributo supondrá una subida de 38 euros por cada mil litros de gasóleo. Además, los conductores verán como los desplazamientos por las autopistas que conforman la red estatal subirá un 0,84%. Una actualización de los peajes que tiene lugar en pleno debate sobre la necesidad de garantizar el mantenimiento y la viabilidad de la red de autopistas y autovías del Estado, que conlleva sopesar la eventual articulación de un peaje por el uso de las autovías.
El transporte en ferrocarril también subirá. Renfe incrementará el precio de los billetes de todos sus trenes, de forma que el del AVE convencional se encarecerá un 1,10% y los de Cercanías y regionales subirán un 1%. 
Y lo mismo sucede con los taxis en Valladolid. El Ayuntamiento aprobó las tarifas para los servicios de transporte público de viajeros en taxi en el Área Territorial de Prestación Conjunta de Valladolid y su Entorno (ATPCVA) para 2020, con un incremento lineal del 1,2 por ciento, que contempla la congelación de la bajada de bandera, mientras que el kilómetro recorrido sube entre un 1,5 y un 2,1 por ciento. Las tarifas aprobadas para 2020 plantean la congelación de la bajada de bandera en las principales tarifas, tanto la 1, que se aplica la mayoría de días del año y en horario diurno, la 2, vigente las noches, domingos, festivos, ferias y fiestas locales y los sábados de 16.00 a 23.00 horas, y la 5 y la 6 que son similares pero para recorridos que transcurran por más de un término municipal del ATPCVA.