La demanda de atención por adicción al juego repunta un 52%

Agencias
-

El perfil del paciente que requiere tratamiento en 2018 es el de una persona de entre 26 y 41 años, con deudas y créditos pendientes, con descendientes a su cargo y que vive con sus padres

La demanda de atención por adicción al juego repunta un 52% - Foto: Reyes Martí­nez (La Tribuna de Cuenca)

Lo que suele comenzar como una conducta ocasional aumenta de frecuencia hasta convertirse en patológica y psiquiátrica. El incremento de afectados es una realidad. Los casos de personas tratadas por adicciones sin sustancias han aumentado en un 52 por ciento en 2018, algo que hace pensar a los expertos que estas se están convirtiendo en "la gran demanda" y la tendencia, aunque aún las drogas tradicionales son el motivo por el que acuden más españoles a los centros.
Esta es una de las principales conclusiones del estudio que presentó ayer la Red de Atención de Adicciones (UNAD), en colaboración con el Colegio de Sociólogos, a partir de más de 48.000 encuestas a personas, que han sido atendidas en 131 entidades de la red.
«La heroína tuvo su tiempo en los años 70 y 80, la cocaína y otros estimulantes mandaron hasta 2010 y a partir de ese momento comenzaron las adicciones sin sustancia, y sobre todo el juego», señaló el coordinador del estudio, Francisco López.
Pero hay otras conclusiones, como que el 41 por ciento de las personas tratadas por adicciones el pasado año eran nuevos casos, lo que indica que «no paran de entrar a los centros personas con estos problemas». Una cifra que este sociólogo calificó de «alarmante».
Pero ¿cuál es el perfil de las personas adictas en tratamiento? «No hay una única foto, hay múltiples rostros», según Luciano Poyato, presidente de UNAD, que hizo un llamamiento a los partidos políticos para que formen Gobierno, sitúen a las adicciones en el centro ante el riesgo de exclusión social de estas personas y fortalezcan el Plan Nacional sobre Drogas.

Cifras alarmantes

Unas palabras que escuchó la delegada Azucena Martí, quien avanzó que en noviembre se presentará el informe Estudes, que reflejará las tendencias en consumo de sustancias. Siete de cada 10 atendidos en los centros de UNAD por adicciones son policonsumidores: en el caso de las mujeres, el problema es con el alcohol y la cocaína, mientras que en los hombres es esta última sobre todo y la heroína.
Un dato en el que ahonda un año más UNAD es en el de la violencia de género porque el 55 por ciento de las mujeres que confiesan haber sufrido violencia señalan malos tratos por parte de sus parejas o exparejas.
También es de destacar que las personas que acuden a los centros adelantaron su relación con las drogas, ya que comienza entre los 14 y los 17 años.
El modelo de las personas con adicciones sin sustancia (1.147 fueron atendidas por primera vez por ello en 2018) es el de una persona de entre 26 y 41 años, que tiene deudas y créditos pendientes, con descendientes a su cargo y que vi