Investigan a un ganadero por explotar a dos trabajadores

D.V.
-

Las víctimas son vecinas de Valladolid capital, por lo que se desplazaban diariamente a la explotación ganadera

Control de la Guardia Civil. - Foto: D.V.

La Guardia Civil de Valladolid investiga a un varón de 66 años, B.H.P, por un supuesto delito contra los derechos de los trabajadores en una empresa del sector ganadero ubicada en la provincia, tras identificar a dos de sus víctimas, una de nacionalidad marroquí y otra de nacionalidad colombiana.

Los hechos se descubrieron cuando agentes del Instituto Armado acudieron a la referida explotación a requerimiento de una de las víctimas, quien manifestaba no haber cobrado por los servicios prestados.

Al parecer, las víctimas carecían de contrato y alta en la Seguridad Social, dándose la circunstancia que una de ellas permaneció durante el mes de abril 20 días de baja, sin percibir compensación monetaria alguna por parte del empresario, según informaron a Europa Press fuentes de la Benemérita.

Se pudo conocer entonces que ambos trabajadores realizaban una jornada laboral de 12 horas diarias, desde las 08.30 hasta las 20.30 horas, en unas condiciones pésimas, teniendo que comer en el mismo lugar habilitado para el ganado, con la falta de salubridad que ello supone.
Además, percibían unos honorarios que ascendían a 20 euros diarios.

El ahora investigado se aprovechaba de la necesidad de las víctimas para poder subsistir con algo de dinero, en entornos sociales extremadamente vulnerables, ofreciéndoles unas condiciones de trabajo aparentemente atractivas.

Las víctimas son vecinas de Valladolid capital, por lo que se desplazaban diariamente a la explotación ganadera.

La Guardia Civil a principios del año 2019 inició la campaña "trabajo-forzoso" contra la trata de seres humanos con fines de explotación laboral, un proyecto que tiene por objetivo la prevención y fundamentalmente la concienciación de la sociedad.

Las conductas en el ámbito laboral encaminadas a defraudar a la Seguridad Social afectan al bienestar social, ya que fomentan la competencia desleal a través de la economía sumergida, estimulan la corrupción y atentan contra los derechos de los trabajadores, recuerdan las mismas fuentes.

La Guardia Civil del Puesto de Tudela de Duero ha instruido las correspondientes diligencias remitidas al Juzgado de Instrucción de Valladolid.