Manos a la obra para poner en pie a Euskadi

Agencias
-

Urkullu tiende la mano al resto de fuerzas y avanza diálogo para llegar a acuerdos que «aúnen y saquen al País Vasco de la crisis»

Manos a la obra para poner en pie a Euskadi - Foto: Luis Tejido

El candidato del PNV a lendakari, Íñigo Urkullu, se pondrá «manos a la obra» de inmediato para superar la crisis, ofrecer «certezas» y dialogar «con la voluntad de llegar a acuerdos» que aúnen y pongan, «de nuevo, a Euskadi en pie». Así lo prometió ayer en su primer discurso ante los militantes y simpatizantes del partido, en un escenario colocado para la ocasión en el exterior de la sede de Sabin Etxea de Bilbao, tras conocer la victoria de la formación nacionalista en las elecciones al Parlamento Vasco, en los que obtuvo tres escaños más, hasta sumar 31.
Entre aplausos y gritos de «ari, ari, ari, Urkullu lehendakari», el cabeza de lista del PNV por Álava destacó que estas elecciones «han sido diferentes, inéditas y difíciles» por la pandemia del coronavirus, pero recordó que «se han desarrollado con normalidad».
Tras reconocer que, en ocasiones, ha cometido errores, señaló que ha actuado siempre «ofreciendo lo mejor al servicio de la sociedad vasca» y prometió seguir haciéndolo. «Espero que podamos reiniciar un camino de diálogo y colaboración constructiva», indicó.
La idea que centró su pensamiento nada más conocer los resultados es «manos a la obra», según destacó. «El trabajo que debemos trabajar es ingente, pero merece todo nuestro esfuerzo porque representa el bien común de nuestra sociedad: empleo, cohesión social y empleo», añadió
Por ello, aseveró que este trabajo «necesita de todas las manos» porque «el objetivo es claro, atender a quienes peor lo están pasando y salir de esta situación sin dejar a nadie atrás». «Esta misión merece todo nuestro esfuerzo. La sociedad ha hablado y ha mostrado su confianza mayoritaria en el PNV». En este sentido, sentenció que su partido ofrecerá «certezas» y dialogará «con la voluntad de llegar a acuerdos», con el fin de «salir adelante y poner, de nuevo, Euskadi en pie».