Martín Garzo señala que el arte es "inherente" al ser humano

D.V.
-

El escritor vallisoletano ha presentado su última novela 'La rama que no existe' en el marco de la 52 edición de la Feria del Libro

Martín Garzo señala que el arte es "inherente" al ser humano

El escritor vallisoletano Gustavo Martín Garzo ha analizado la relación del arte y el amor en el encuentro celebrado en el marco de la 52 edición de la Feria del Libro de Valladolid donde ha presentado su última novela 'La rama que no existe' y en el que ha asegurado que el arte es "inherente" al ser humano y "trata de dar sentido a las cosas".

Sobre la base del personaje Eduardo Blanchard, que ha dejado de pintar porque ya no encuentra sentido a lo que hace, hasta que conoce a una joven profesora del instituto que comienza a dar clases en un pueblo próximo donde el artista vive alejado de todo, Martín Garzo construye el argumento de su última novela, señalan desde el certamen a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El escritor ha estrenado el formato de los encuentros en conversación con el periodista Samuel Regueira en la Sala Principal del Teatro Zorrilla, donde han profundizado en este último trabajo del escritor vallisoletano, en el que reflexiona sobre el arte y el amor. "El arte y el amor son dos experiencias muy cercanas y de alguna forma incluso se confunden. Todo arte es una empresa amorosa y el amor también debe ser una de las bellas artes", ha relatado.

La rama que no existe se articula en el momento contemporáneo y geográficamente se ubica en la zona occidental de Cantabria, que linda con Asturias. "Para un castellano, alguien de tierra adentro, ese entorno de los bosques, las montañas y los acantilados es un mundo muy sugerente desde el punto de vista dramático y ese lugar se transforma en un personaje más de la historia", ha indicado Martín Garzo.

En un momento del encuentro, un grupo de cuatro alumnas de la Escuela de Arte Dramático de Castilla y León han realizado una lectura dramatizada de un pasaje de La rama que no existe. A lo largo de la novela, el escritor vallisoletano trata de dar respuesta a la pregunta de por qué es necesario el arte.

"En este mundo donde tenemos todo aparentemente resuelto, donde tenemos nuestras tareas, nuestras ocupaciones, en un momento determinado necesitamos separarnos de todo eso y abrir un libro, leer un poema, escuchar un concierto, ver una película", ha descrito para concluir que "el arte trata de dar sentido a las cosas", y surge de cierta forma hacer frente al miedo a que las cosas dejen de tener sentido.

A juicio de Martín Garzo, la necesidad del arte es "inherente" al ser humano. "Desde el hombre más primitivo, con sus piedras y su caza, más allá de alimentarse y de hacer esas cosas imprescindibles ha necesitado entrar en ese otro mundo de los sueños, de los deseos, de la imaginación y forma parte de nuestra naturaleza", ha razonado.