Las pernoctaciones hoteleras se mantienen igual que en 2017

SPC
-
Alojamiento de León. - Foto: Ical

El número de viajeros se comportó de forma similar, aunque en su caso experimentó una ligera caída del 0,17 por ciento

Las pernoctaciones hoteleras se mantuvieron en Castilla y León el pasado año en los mismos niveles que en 2017, hasta contabilizarse un total de 8,18 millones, mientras que el número de viajeros se comportó de forma similar, aunque en su caso experimentó una ligera caída del 0,17 por ciento, hasta los 4,93 millones, según la Encuesta de Coyuntura Turística Hotelera difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Ical.

A nivel nacional las pernoctaciones en establecimientos hoteleros alcanzaron la cifra de 340,2 millones en el conjunto del año 2018, con un descenso del 0,1 por ciento respecto a 2017.

Del total de viajeros que pasaron por la Comunidad, el 23,7 por ciento fueron extranjeros (1,17 millones), porcentaje similar al del pasado año, mientras que las pernoctaciones de turistas internacionales representaron el 21,6 por ciento (1,76 millones).

Por provincias, las pernoctaciones cayeron un 10,9 por ciento en León (1,17 millones), un 2,3 por ciento en Burgos (1,3 millones) y un 0,10 por ciento en Soria (432.103), mientras que en el resto de provincias se registraron incrementos. La mayor subida correspondió a Zamora, con un 14,4 por ciento (443.573), por delante de Palencia, con un 3,3 por ciento (351.126), Salamanca con un 2,9 por ciento (1,7 millones) y Valladolid, con un 2,8 por ciento (1,2 millones). En Ávila subieron un 0,72 por ciento (614.218) y en Segovia un 1,6 por ciento (827.640).

En cuanto al número de viajeros, León también lideró las caídas con un descenso del 4,12 por ciento (745.040), por delante de Burgos, donde el retroceso fue del 3,26 por ciento (874.656) y Soria, con un -1,60 por ciento (237.946). En este caso Zamora también lideró las subidas con un 9,34 por ciento (266.589); por delante de Palencia, con un 3,97 por ciento (199.188); Ávila, con un 1,82 por ciento (397.525) y Valladolid, con un 1,37 por ciento (746.273). En Salamanca el crecimiento fue del 0,90 por ciento (1,04 millones) y en Segovia un 0,13 por ciento (466.956).

Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana fueron los destinos principales de los viajeros residentes en España en 2018, con tasas de variación en el número de pernoctaciones del 3,9 por ciento, -4,4 por ciento y 0,3 por ciento, respectivamente. Andalucía concentró el 20,8 por ciento de las pernoctaciones, por delante de Cataluña (13,6 por ciento), Valencia (13,3 por ciento), Madrid (9,6 por ciento) y Canarias (7,1 por ciento). Castilla y León, al igual que Galicia, concentró el 5,5 por ciento de las pernoctaciones, por delante de Baleares (4,3 por ciento) y Aragón (3,9 por ciento).

Por su parte, el principal destino elegido por los no residentes en 2018 fue Canarias, con un 27,1 por ciento del total de pernoctaciones. En esta comunidad las pernoctaciones de extranjeros descendieron un 3,6 por ciento respecto a 2017. Los siguientes destinos fueron Baleares (24,3 por ciento del total) y Cataluña (18,3 por ciento). En estas comunidades las pernoctaciones aumentaron un 0,4 por ciento y un 0,9 por ciento, respectivamente.

Ocupación

El pasado año se cubrió, de media, el 60,4 por ciento de las plazas ofertadas, con una disminución del 1 por ciento respecto a 2017. El grado de ocupación por plazas en fin de semana disminuyó un 0,7 por ciento y se situó en el 66 por ciento. Baleares presentó el mayor grado de ocupación por plazas durante 2018 con una media del 76,9 por ciento, por delante de Canarias (75,6 por ciento) y Valencia (61,4 por ciento). El grado de ocupación en Castilla y León fue del 38,4 por ciento, el tercero más bajo por delante de Extremadura (36,4 por ciento) y Castilla-La Mancha (32,2 por ciento).