Crisis de confianza en el PSOE

R. Gris / M. Rodríguez
-
Crisis de confianza en el PSOE

Puente pide la dimisión de la secretaria provincial, Teresa López, que ha convocado un comité ejecutivo provincial para el lunes. El alcalde de Valladolid apunta que si no se marcha hay fórmulas para que se vaya

Crisis de confianza en el PSOE de Valladolid. La aparición de discrepancias en la relación entre el alcalde, Óscar Puente, y la secretaria provincial de los socialistas, Teresa López, que se venían gestando desde hace tiempo, saltaron por los aires esta semana en la celebración del Comité Provincial del partido, donde se iban a ratificar los nombres elegidos por la Ejecutiva para ocupar los cargos de diputados provinciales.   
Aunque en un principio, el ambiente que se respiraba en el Centro Cívico de la Zona Este era de cordialidad y los presentes pudieron ver a López sonriendo antes del turno de intervenciones, la situación cambió cuando Puente solicitó el turno de palabra. El regidor vallisoletano comenzó afirmando no entender el sentido del Comité, ya que según sus palabras todas las decisiones ya estaban adoptadas por parte de la Ejecutiva. Al menos así lo relatan algunos miembros del partido que estaban presentes.
No obstante, afirmó que ya que había tomado la palabra iba a aprovechar para decir unas frases hacia la secretaria. Fue en ese momento cuando, con un tono claramente beligerante, cargó contra López, a la que acusó que haberle mentido y le recomendó que se fuera a su casa tras presentar la dimisión del cargo orgánico del partido. 
Sin embargo, la líder del PSOE en Valladolid no se amedrentó y también hizo uso de la palabra para devolver la crítica hacia Puente, al que manifestó que nunca le había retirado su apoyo y le recordó todo lo que ha hecho por él. Las intervenciones continuaron, pero Puente abandonó la sala y manifestó a algunos de los presentes que tenía que hacer cosas referidas al Ayuntamiento. ?
Tan solo un día más tarde, Puente volvió a la carga contra la secretaria provincial e indicó que López conoce muy bien al PSOE y conoce muy bien lo que tiene que hacer. Eso sí, dejó una amenaza velada al declarar que en el caso de que no dimita por voluntad propia hay fórmulas para hacer que se vaya. Ese mismo día el proceso de elección de diputados provinciales en el PSOE continuaba su curso y López salía elegida, lo que posibilita, por ahora, que sea portavoz de su grupo en la institución provincial.