López Gómez: Una calle del siglo XX

Jesús Anta
-
López Gómez: Una calle del siglo XX - Foto: Jonatan Tajes

Su trazado obedece a la decisión municipal de comunicar centros importantes de la ciudad, como son la plaza de España (antes Campillo de San Andrés) con la plaza de la Universidad. Para esta nueva calle, cuyas obras concluyeron en 1896, se usaron terrenos de algunos conventos y edificios religiosos desamortizados. Hay que decir, no obstante, que en la calle había ya algunas casas incluso del siglo XVIII.
La razón de su nombre es porque en sus inmediaciones está la vivienda en la que en 1893 falleció el catedrático de la Universidad Manuel López Gómez. Un personaje vallisoletano que recibió altos galardones y que tuvo destacada presencia en todos los estamentos sociales: fue catedrático de Derecho y rector de la Universidad, concejal, senador y miembro de la Real Academia de Bellas Artes. Si falleció un 7 de septiembre, el 16 del mismo mes el Ayuntamiento ya tomó el acuerdo de dar nombre a la nueva calle que aún se estaba dibujando.
Nace la calle haciendo esquina con el colegio García Quintana. Si la miramos en perspectiva, observaremos que los edificios de sus aceras tienen un radical y diferente alzado: mientras que en la acera de los números pares la práctica totalidad de las casas son de la primera mitad del siglo XX, en la de los impares las viviendas se fueron levantando en la segunda mitad de aquel siglo. Algún edificio, como el 18, incluso indica en su fachada que se construyó en 1916. El número 14 lleva la firma del reconocido arquitecto Manuel Cuadrillero y Sáez, al que se suele encuadrar en la arquitectura racionalista o ecléctica, propia del primer tercio del XX.
Inmediatamente detrás del García Quintana estuvo la Casa de Socorro, construida hacia 1927, y aún conserva en la fachada los azulejos de su escudo y letrero. Ahora sus instalaciones dan cobijo a la biblioteca municipal especializada en libros sobre Valladolid. La biblioteca se inauguró en 1995 con presencia del escritor y articulista vallisoletano Francisco Javier Martín Abril, que la dio nombre, homenajeando de esta forma al personaje que, precisamente, vivió en el número 16 de calle.
Mas, la calle ofrece también detalles históricos, como es el caso de la placa que preside la moderna fachada del número 7, en la que se da cuenta de que en este mismo solar antes estuvo la casa en la que en 1827 falleció el capitán general D. Joaquín Blake y Joyes, destacado militar durante la Guerra de la Independencia y Regente del Reino, que, por cierto, está enterrado en una capilla de la cercana iglesia del Salvador. En la esquina con Fray Luis de León está Videoson: «Un comercio de toda la vida», como se suele decir, dedicado al mundo de la música. Un milagro de supervivencia teniendo en cuenta cómo se ha revolucionado este sector y las ventas por internet.
A uno y otro lado de López Gómez se van abriendo diversas perspectivas de entre las que destaca la que a la altura de su travesía con calle Arribas, aparece, imponente, la torre de la Catedral. 
Atraviesa la calle de las Doncellas, que da acceso a una de las entradas de la Facultad de Derecho, y en la misma puerta está la famosa vivienda del antiguo conserje o portero de la Universidad. Se trata de un modesto y curioso edificio cuya construcción tiene varios siglos (por las mañanas se puede ver sin problemas). Y, por cierto, nada se sabe de qué viene el nombre de las Doncellas.
Termina López Gómez, antes de desembocar en la plaza de la Universidad, con una vivienda de aspecto solariego que hace casi medianería con la facultad. En ella vivió Nicomedes Sanz y Ruíz de la Peña, que prácticamente nació y murió con el siglo XX (1905-1998). Se trata de un prolífico escritor y poeta en cierto modo adscrito al Castellanismo, movimiento que tuvo su mayor auge en las primeras décadas del XX y al que Nicomedes vinculó con la España nacida tras la Guerra Civil. Sus poesías se llegaron a publicar en decenas de periódicos de toda España. En vida, su prestigio en el mundo de las artes y la historia fue tan grande que formó parte de varias academias de diversos países.