Piden a la Fiscalía que investigue los brotes en residencias

Ical
-

El Defensor del Paciente califica de "incomprensible" que los mayores se hayan contagiado cuando no salen de los centros y cree que puede existir "dejación de funciones"

Intervención del Ejército en una residencia al comienzo de la pandemia. - Foto: D.V.

El Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía Superior del TSJ de Castilla y León que abra una investigación sobre los nuevos brotes de la covid-19 en dos residencias de mayores de Valladolid, ya que entiende que se debe a falta de protección porque los usuarios no han salido de ambos centros.

En un comunicado, informa de la comunicación remitida a la Fiscalía en la que solicita una investigación e intervención sobre los nuevos brotes en dos residencias de ancianos, lo que considera “incomprensibles” dado que los mayores están en la residencia sin salir.

Además, recuerda que las visitas están “supuestamente restringidas” y solo pueden acudir los familiares con cita previa. Por ello, el Defensor del Paciente se pregunta cómo se han infectado, si el personal está suficientemente protegido y por los controles que ha habido.

Para el Defensor del Paciente, se trata de una “situación de gravedad”, dado que existe el estado de alarma y una serie de instrucciones y controles, de manera que se pregunta si ha existido una “dejación de funciones”, porque insiste que los mayores no han salido de los centros.

Al respecto, reitera que se debe “presuntamente por mala protección” de los que entran del exterior y confía en que no fallezca ningún residente ya que la Junta dice que el brote está controlado, a la vez que subraya que no entienden “el control si ya están infectados” y espera que sean derivados a los hospitales y no permanezca la orden de no hacerlo.